sábado 28/5/22

El balance del Martes Santo: En la variedad está el gusto

Gran jornada con un exquisito musical para el acompañamiento de los pasos de palio

Aunque ya se haya podido disfrutar varios años y puede resultar un tópico, la incorporación de la hermandad de la Sanidad al Martes Santo ha terminado por completar una jornada señera en la Semana Mayor gaditana.

Está claro que en la variedad está el gusto. El Martes Santo es un buen ejemplo de ello. A la pujanza del Caído, el barroquismo de Piedad y el sabor añejo de Columna y Ecce-Homo le faltaba una hermandad de negro. Y en esas que llegó Sanidad.

Otro buen exponente de la diversidad que presenta la jornada es el acompañamiento musical de los pasos de palio. Cada uno en su estilo es un verdadero disfrute para los sentidos contemplar el transitar de las Dolorosas acompañadas por sones muy apropiados.

Nuevo día en el que el esfuerzo por el cumplimiento de los horarios resultó encomiable, aunque se acumuló algo de retraso en algunas recogidas. Climatológicamente fue igualmente la jornada más apacible de la recién concluida Semana Santa.

Si Sanidad pone el contrapunto también es evidente que ese rigor queda un poco menguado por el hecho de que su desfile discurre con muchas horas de sol. Choca un poco. Si sale a las cuatro y media y encima ya con horario de verano pierde mucho encanto especialmente en su regreso por el barrio. Asentado el cortejo parece haberse estancado en ese crecimiento iniciado hace unos años.

La puesta en la calle en la Piedad evidenció lo que se preveía. La hermandad ha recuperado la normalidad y desde la Cuaresma se venía percibiendo que ya se trabaja y bien para que la cofradía de Santiago recupere ese esplendor que venía perdiendo. Primer detalle un cortejo más nutrido. Ahí ha centrado la mayor parte de sus esfuerzos. Notable acompañamiento musical en sus respectivos estrenos y buen regreso, como no podía ser de otra forma, de los hermanos Martín al paso de palio.

Jesús Caído suma y sigue. La hermandad universitaria puede presumir de una puesta en la calle de lo más completa. Cantidad y calidad para un desfile compacto y en el que se multiplica la presencia de la juventud. La carga al nivel de siempre y Palomares se asienta tras Desamparados. Grandísimos detalles con Pedro Reynoso, todo un referente que no podrá seguir al mando en otoño cuando concluya su mandato. La sucesión está garantizada con la mente puesta en el retorno a la capilla del Colegio Mayor.

Columna siempre provoca ese punto de emoción en la calle y no solo por la presencia de Rosario de Cádiz. Si se echa la vista atrás, la archicofradía simboliza el milagro que encierra la Semana Santa de Cádiz. Casi desahuciada hace una década ha recuperado un esplendor que se refleja en muchos matices. Ahora, el objetivo principal ha sido el palio significándose como una de las hermandades que más se renueva en la calle cada Martes Santo.

Ecce-Homo se mantiene inmersa en ese propósito de recuperar esa esencia que siempre la ha caracterizado. Trabajo tiene por delante. El grupo humano con el que cuenta se dignifica por ser uno de los más apegados a todo lo que debe ser una cofradía. Son gente muy apegada a sus titulares. Y, además, es importante tanto por lo que aporta el Martes Santo como el resto del año. Buenos tiempos para la corporación de San Pablo.

El balance del Martes Santo: En la variedad está el gusto