martes 24/5/22

Juan Montero es cesado como capataz del Prendimiento

La causa podría deberse a sus “desobediencias” en el recorrido de la procesión extraordinaria

A veces las procesiones extraordinarias dejan, en el fuero interno de las Hermandades protagonistas, cierto sabor agridulce. No de cara al exterior, sino de puertas adentro. Por lo común este tipo de actos, por inéditos, constituyen un revulsivo para la corporación. Y así suele suceder. Y de hecho así ha sido en la Hermandad del Prendimiento antes, durante y después de su reciente magnífica salida de claros tintes historicistas (con motivo de los 125 años del restablecimiento de sus Reglas). Una procesión aplaudida por el criterio general del Jerez cofrade.

Sin embargo ya los mentideros cofradieros anunciaban este pasado viernes noche un secreto a voces. Un secreto que ya ha trascendido de manera oficiosa aunque de la oficialidad de la Junta de Gobierno de tan querida Hermandad aún no se ha oficializado ningún comunicado ni documento al respecto. Se trata de la destitución del capataz del paso del Señor del Prendimiento, Juan Montero, quien ya venía desarrollando esta labor de unos años a esta parte. Se trata de un conocido hermano de esta gran cofradía del Miércoles Santo.

Los motivos que se alegan son unos presuntas “desobediencias" de Montero a lo largo de la referida procesión extraordinaria, lo que a la postre crearía momentos de tensión en distintos puntos del itinerario, como pudieran ser dos muy significativos: el paso de la Hermandad del Prendimiento ante las sedes de la Hermandad del Cristo del Amor y, de un modo más acusado, a la altura de la Iglesia de la Victoria en el saludo a la Soledad.

Juan Montero es cesado como capataz del Prendimiento