miércoles 18/5/22
El altar de cultos de la cofradía de Humildad y Paciencia.

La elegancia de saber mostrar al Señor

La cofradía de Humildad y Paciencia culminaba recientemente sus cultos cuaresmales

Se trabaja mucho y bien en las cofradías gaditanas. Los montajes de los cultos de Cuaresma son un excelente exponente del buen hacer de nuestras corporaciones penitenciales. Cada año, los miembros de las juntas de gobierno y sus colaboradores se afanan en mostrar con elegancia al Señor.

El altar de cultos de la cofradía de Humildad y Paciencia.

Nunca conviene olvidar que los verdaderos días grandes de cualquier cofradía son aquellos en los que se rinde culto a sus imágenes titulares. Incluso, la jornada de la función principal es mucho más importante que la propia estación de penitencia en la Santa Iglesia Catedral.

Una de las hermandades que esta semana ha celebrado sus cultos es de la Humildad y Paciencia. Y una vez más, el trabajo de mayordomía ha resultado excelso con uno de los montajes más alabados y admirados de todos los que pueden verse en Cádiz en este tiempo de reflexión.

Además, la cofradía, establecida canónicamente en la parroquia de San Agustín, ha recuperado en los referidos cultos cuaresmales el triduo que en 1897 redactara una persona anónima de la que la hermandad sólo conoce que era sacerdote y que era devoto del Cristo.

La elegancia de saber mostrar al Señor
Comentarios