viernes. 01.07.2022

La jornada donde la calidad musical abunda

"Las temperaturas marcan una jornada primaveral, como todos los cofrades habíamos soñado un Miércoles de Cenizas"

La jornada donde la calidad musical abunda

"Las temperaturas marcan una jornada primaveral, como todos los cofrades habíamos soñado un Miércoles de Cenizas"

Amanece en Jerez con un cielo despejado. Las temperaturas marcan una jornada primaveral, como todos los cofrades habíamos soñado un Miércoles de Cenizas. La jornada empieza  como debiera, con el Señor del Cáliz saliendo con majestad por los aledaños de la Plaza de San Marcos. Una vuelta de la señera Hermandad de la Cena que abarrota, como cada año, la calle Tornería. Sin embargo, uno de los puntos más bonitos para ver el paso de Palio, este año comandado por Martín Gómez Moreno, y el paso de Misterio es por la Calle Pozuelo, un atractivo poco inusual, ya que todo el público espera a los titulares de la Cofradía del Santísimo Sacramento por su paso en la famosa Tornería.

La primera Hermandad que planta la Cruz de Guía en esta jornada soleada de Lunes Santo es la Cofradía de la Plata. La recién restaurada Virgen de la Candelaria partió desde la Parroquia de Santa Ana buscado esos primeros metros de su recorrido que es una delicia ver como surca los adoquines que separan la Barriada de la Plata y el centro de nuestra ciudad.

15 minutos después, la Hermandad de la Paz de Fátima con esos nazarenos de túnica y capa blanca con antifaz y botonadura en terciopelo en tono carmesí, alumbraron el recorrido de las Sagradas Titulares del Barrio de la Constancia. El reluciente estreno del dorado de la trasera del paso de misterio del Señor de la Paz. Destacar el recorrido de vuelta tomando la zona de Compañía de María y Calle Zaragoza, una pena perder calle Bizcochero, donde los balcones intentaban rozar los varales de María Santísima Refugio de Pecadores.

El luto de esta jornada lo pone la Piadosa Hermandad de Nuestra Señora del Amor y Sacrifico. Desde la Parroquia de Madre de Dios, esos nazarenos, con capuz negro entre Ave Marías y súplicas, pidieron por el amor en el mundo y la salud de un pueblo jerezano que cada Lunes Santo se vuelca con el transitar de esta Hermandad por la Plaza de las Angustias. Un espectacular paso por la zona de San Miguel.

A escasos metro del Alcázar, dónde unos muros que resguardan al penitencial cortejo del Amor y Sacrifico, el Santísimo Cristo de la Viga tomó su entrada a las doce menos diez minutos entre bengalas. Una recogida especial de nuestra Semana Mayor, principal atractivo de todos los foráneos, como también lo es el paso de esta Cofradía por el paso de Carpintería Baja y Tornería buscando la Carrera Oficial.

Una jornada espléndida en cuanto a lo meteorológico, musical y penitencial. Un lunes laborable, donde el público acompaña hasta los últimos suspiros a las hermandades y cofradías. Siendo los más jóvenes el principal público de esta jornada.

La jornada donde la calidad musical abunda
Comentarios