viernes 27/5/22

La Semana Santa portuense de 2018, en riesgo de suspensión

Las hermandades abogan por no procesionar debido a la falta de reconocimiento y colaboración por parte del Ayuntamiento

Tremenda marejada en El Puerto de Santa María a poco más de dos semanas para la celebración de los desfiles procesionales. Las malas relaciones entre las hermandades y el Ayuntamiento han llegado a un punto de no retorno que ha obligado a los cofrades a amenazar con no procesionar en este 2018.

Por tanto, no solo habrá que estar pendientes del cielo en la Ribera del Marisco, ya que el deterioro de las relaciones entre el Consistorio y el Consejo Local de Hermandades ha ido en aumento, un empeoramiento de las relaciones que puede llegar a extremos insospechados y dolorosos.

El máximo organismo cofrade portuense ha enviado un comunicado en el que anuncia oficialmente su postura. En él se indica que "el pasado martes tuvo lugar en la sede del Consejo Local de Hermandades un pleno ordinario de trabajo en el que, por unanimidad de todos los hermanos mayores de la hermandades de penitencia y gloria, se quiso exponer la importancia de la Semana Santa portuense: “en primer lugar, que las hermandades en su conjunto conforman el mayor colectivo asociativo de El Puerto, en más de diez mil personas, sin contar simpatizantes y allegados”.

"En segundo lugar, que en el panorama de nuestras fiestas llamémosles 'mayores', Feria, Carnaval y Semana Santa -según el comunicado enviado por el Consejo-  "la Semana Santa es de las que mayor riqueza aportan a la ciudad sin que de ello se beneficien las hermandades en absolutamente nada, y que las cofradías son capaces por su actividad de llenar nuestras calles de público, tanto local como foráneo, durante una semana completa gracias a sus desfiles procesionales, publico que en caso de no realizarlos se dirigirían a otras localidades de nuestro entorno para admirarlos y disfrutar de ellos, con el consiguiente perjuicio económico para la ciudad”.

El propio Consejo va más allá del papel que desempeñan sus cofradías dado que “no se limita a las celebraciones de Semana Santa, sino que durante todo el año realizan multitud de actividades que dinamizan la vida cultural, social y económica de la ciudad; como ejemplo el pregón de la Feria, el Carmen o la Patrona, destacando que en estas el Ayuntamiento sí colabora, aunque dependen directamente de las hermandades”.

En este sentido informan de que “hay hermandades que desde el año 2013 no reciben la subvención por parte del Ayuntamiento de 400 euros, reconociendo que algunas son por motivos de  defecto de forma en las solicitudes; lo que sí es seguro que las hermandades no han cobrado las correspondientes al 2016 y 2017”.

Añaden también que “los ganadores del concurso de carteles de los años 2016, 2017 y 2018, no han cobrado sus premios, mientras que ya se han abonado o están a punto de abonarse la mayoría de las cantidades destinadas a premios en los distintos concursos de carnaval de este año de 2018 y la de los autores del cartel de Carnaval y Feria”.

El Consejo de Hermandades recibe como subvención 2.500 euros anuales, con la que se hace frente al pago del alquiler del local, que no es municipal como la de otros colectivos; a la presentación del cartel oficial y al resto de las actividades propias de la entidad. Al no contar desde a 2016 con los ingresos que les deben desde nuestro Ayuntamiento, el Consejo ha llegado a plantearse “suspender el pregón de la Semana Santa”; desde el Consejo reconocen que “tanto el lugar de su celebración como su puesta en escena es sufragado en su integridad por la Concejalía de Fiestas, aunque su celebración conlleva otros gastos a los que el colectivo cofradiero de nuestra ciudad no puede hacer frente en el presente año”.

Por otra parte, desde el Consejo recuerdan que "ya en 2016 las hermandades empezaron a notar y padecer la falta de implicación del Ayuntamiento con las mismas. El Domingo de Ramos en la procesión de la Flagelación por calle Pozos Dulces no se cortó al tráfico rodado, poniendo en riesgo la seguridad del cortejo.

Otra de las cuestiones en las que el actual Gobierno local ha mostrado su disconformidad ha sido con el reconocimiento de otorgar la Medalla de la Ciudad a la Patrona la Virgen de los Milagros, que por dos veces se echó para atrás en los Plenos a los que se ha elevado.

Desde el Consejo indican que desde primeros de diciembre de 2017 se podía haber realizado y que, a algo más de una semana escasa de la celebración del pregón de Semana Santa, aún no se han impreso las invitaciones para entrar al Teatro Municipal.

La misiva concluye advirtiendo que "en el Pleno que al inicio del presente comunicado mencionábamos, se ha planteado la posibilidad de que, si en el breve espacio de tiempo que resta hasta la llegada del próximo Domingo de Ramos de 2018, no se plasma un cambio real en las obligaciones ya consensuados con las autoridades municipales y aquellas otras que para el colectivo cofradiero de El Puerto se considera deber tener dichas autoridades municipales, “sean suspendidos en su totalidad los distintos desfiles procesionales de las hermandades y cofradías de la ciudad”.

La Semana Santa portuense de 2018, en riesgo de suspensión
Comentarios