lunes 17/1/22

Loreto recupera el ‘realejo' para la próxima Semana Santa

Se trata de un órgano portátil que formó parte de procesiones en siglos pasados

Un gesto de suma elegancia. Un guiño de categoría. La Hermandad de Loreto presentará, en su cortejo procesional del próximo Viernes Santo, la notable y reseñable novedad de la recuperación del realejo, es decir: de un órgano portátil que formó parte de las procesiones solemnes en siglos pasados. Irá acompañando musicalmente a las voces del coro de capilla San Pedro Nolasco.

Hagamos un poco de historia. El realejo entró en España en el último tercio del siglo XV. Los Reyes Católicos poseyeron ya esta clase de instrumentos, y sus hijos compartieron el mismo gusto, especialmente la reina doña Juana, quien en Tordesillas nos legó el realejo más antiguo existente hoy en Castilla.

Cabe destacar que hay notables ejemplares en la Colegiata de Osuna, El Escorial y en las catedrales de Toledo y Salamanca (el llamado órgano de Salinas). Los museos europeos y españoles cuentan con un reducido número de estos instrumentos, casi todos construidos en el siglo XVI y XVII. Siguieron empleándose a lo largo de todo el siglo XVIII, decayendo en el siguiente.

Sus cualidades musicales sonoras y tímbricas, hoy justamente apreciadas, han logrado que los maestros organeros actuales vuelvan a construirlos en variadas versiones, con destino al acompañamiento de coros y capillas musicales. Se trata de un estreno a tener muy en cuenta.

Ahora con la incorporación al ascético y clásico cortejo procesional de la cofradía de Loreto, en la tarde del Viernes Santo, se recupera y se hace justicia histórica, con un instrumento que formó parte sobresaliente del Siglo de Oro de la música sacra procesional.

Loreto recupera el ‘realejo' para la próxima Semana Santa