jueves 26/5/22

Córdoba ya trabaja en un plan de choque contra el Coronavirus

El Consistorio tendría que dedicar algo más de 20 millones de euros a reducir deuda bancaria al no cumplir con ninguno de los criterios exigidos

Córdoba ya trabaja en un plan de choque contra el Coronavirus

El Consistorio tendría que dedicar algo más de 20 millones de euros a reducir deuda bancaria al no cumplir con ninguno de los criterios exigidos

El Ayuntamiento de Córdoba ha activado los planes para intentar disponer de una respuesta económica para estimular la oferta y la demanda a corto y medio plazo. El primer ítem tuvo lugar por medio de una reunión telemática que mantuvo el alcalde con parte de su equipo económico y político (Miguel Ángel Torrico, Salvador Fuentes y Blanca Torrent) con los principales responsables de CECO, UGT y CCOO (Antonio Díaz, Vicente Palomares y Marina Obrero).

En el encuentro, se anunciaron algunas cuestiones de interés. La primera es que habrá presupuestos entre un plazo de entre ocho y diez días. La Junta de Andalucía acaba de aprobar un decreto que da garantía jurídica plena a las reuniones de órganos institucionales realizadas sin la presencia física de sus miembros. Eso permite que la totalidad del Pleno se reúna sin romper el confinamiento. Es decir, desde sus hogares.

La Diputación tendrá mismo su primer encuentro aunque consistirá en un discurso del presidente de la institución, Antonio Ruiz. El Pleno de presupuesto exige de la habilitación de 29 posibilidades de interactuación (todo el Pleno) más la opción de que interventa el secretario general o la interventora.

Actualmente, el Consistorio está utilizando una herramienta, Zoom, para las comunicaciones de estas características. Los técnicos tienen que verificar que la plataforma aguanta una reunión de estas características.

El plan del gobierno municipal es aprobar el presupuesto que pactó con Vox para proceder a su inmediata modificación. Lo primero, explicó el alcalde ayer a los agentes sociales, es establecer un calendario de medidas que tengan tres patas: sostener el empleo, ayudar a las pequeñas y medianas empresas y los autónomos a pasar el mal trago, y establecer un plan social.

La medida del Gobierno de limitar la disposición del superávit a un 20 por ciento (unos cuatro millones), y si se cumplen los criterios de periodo de pago a proveedores, «nos ata de manos», le dijo el alcalde a los agentes sociales. Afirmó que la Federación Española de Municipios y Provincias ya está trabajando para que esta cuestión desaparezca. A día de hoy, el Consistorio tendría que dedicar algo más de 20 millones de euros a reducir deuda bancaria al no cumplir con ninguno de los criterios exigidos.

Un problema añadido se encuentra en empresas y organismos municipales que se han quedado súbitamente sin ingresos. Se trata de casos como los de Aucorsa o el IMAE, que gestiona los teatros de la ciudad. Son organismos que mantienen buena parte de sus gastos pero que se han convertido en organizaciones tremendamente dependientes de los presupuestos públicos.

Córdoba ya trabaja en un plan de choque contra el Coronavirus