viernes. 12.04.2024
Cárcel de Córdoba
Cárcel de Córdoba

La Guardia Civil han permitido la detención de 12 personas y la investigación de otras seis como supuestos autores de un delito de tráfico de drogas. Estas detenciones son el resultado de una intensa investigación en coordinación con la dirección del Centro Penitenciario Córdoba-Alcolea.

Según concreta la Benemérita en una nota de prensa recogida por El Mira, las actuaciones han sido realizadas de forma conjunta entre funcionarios de Instituciones Penitenciarias de dicha cárcel. La Guardia Civil ha destacado el minucioso trabajo los perros del Servicio Cinológico del cuerpo que ha permitido llevar a cabo inspecciones. Como resultado, los agentes han detenido/investigado a once hombres y a siete mujeres como supuestos autores de un delito contra la salud pública.

Dichas personas fueron detenidas en la sala de espera de la prisión en los momentos previos a llevar a cabo visitas 'vis a vis' con internos. En la paquetería dirigida a los mismos se había ocultado, principalmente entre prendas de vestir o calzado, sustancias estupefacientes y psicotrópicas. Tanto en un caso, como en el otro, las personas y la paquetería fueron marcados previamente por el perro del Servicio Cinológico de la Guardia Civil.

Aprovechaban las visitas "vis a vis" para introducir las sustancias

Ante esta circunstancia, se procedía a realizar inspecciones más exhaustivas que han posibilitado el descubrimiento de sustancia estupefacientes ocultas en diferentes partes del cuerpo de las personas que pretendían realizar visitas a internos. Estaban ocultas en las prendas o en el calzado que pretendían hacer llegar a éstos.

A lo largo del presente año, han sido intervenidos más de 200 gramos de hachís, 7,4 gramos de heroína, una pequeña cantidad de cocaína, un porro y 25 pastillas de sustancias psicotrópicas.

Aunque en principio las cantidades aprehendidas puedan no parecer notorias, la verdadera importancia de estas actuaciones conjuntas entre la Guardia Civil y el centro penitenciario radican en impedir la entrada de este tipo de sustancias en una instalación de este tipo. Evitando de ese modo el consumo de drogas en su interior y con ello la aparición de problemas de convivencia entre la población reclusa.

En todos los casos, las diligencias policiales instruidas, las sustancias estupefacientes intervenidas y los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.

Pillados introduciendo droga en la cárcel de Córdoba