martes 19/10/21

La historia de la Zambomba de Jerez, Bien de interés cultural de Andalucía

Los villancicos resuenas por las callejuelas de Jerez de la Frontera al son de las zambombas y panderetas
Zambomba flamenca de Jerez
Zambomba flamenca de Jerez

Jerez de la Frontera, la ciudad más poblada y extensa de la provincia de Cádiz, una localidad con una marcada costumbre musical, que tiene muchas tradiciones que son únicas y originarias de la zona, como el flamenco, e instrumentos especiales. En esta oportunidad te contaré la historia de Zambomba de Jerez, Bien de interés cultural de Andalucía.

La Zambomba se trata de una actividad de origen étnico, del folclore tradicional, y se ha tomado la decisión de protegerla a través de su incorporación al Catálogo General del Patrimonio Histórico del territorio Andaluz, por sus especiales características, que representan la esencia más pura de las costumbres autóctonas gaditanas. Te invito a conocer más sobre ella con este artículo, donde te contaré todo sobre su historia.

¿En qué consiste la Zambomba?

La Zambomba es, propiamente, un instrumento musical de fricción, compuesto por tres partes y que produce un sonido vibrante. Inicialmente se utilizaba este instrumento para amenizar los ritos de iniciación de los jóvenes en sus respectivas culturas étnicas. Se dice que proviene del Congo y que data del siglo XV.

Los villancicos resuenan en las Zambombas de JerezLos villancicos resuenan en las Zambombas de Jerez

Ahora bien, tradicionalmente, también se le llama Zambomba a las fiestas culturales o celebraciones navideñas, donde se usa el mencionado instrumento para amenizar las noches.

Fin a la polémica: ¿Cómo se dice correctamente zambomba o zambombá?

Propiamente, se trata de una fiesta tradicional de origen gaditano, exactamente de las localidades de Jerez de la Frontera y de Arcos de la Frontera, donde se desarrollan actividades musicales que se ejecutan con tonalidades especiales para la ocasión, con matices de flamenco y villancicos navideños.

Ambos, tanto el instrumento como la celebración, son un elemento propio de la cultura gaditana, principalmente de Jerez de la Frontera, y que representa lo más autóctono y original de las mencionadas regiones de Andalucía, España.

Historia de la Zambomba de Jerez

Se dice que la Zambomba de Jerez, como fiesta navideña de orden tradicionalista, se origina aproximadamente en el siglo XVIII, tres siglos después de la aparición del instrumento, pero no fue sino hasta el centenar siguiente, cuando se desarrolla musicalmente y se mezcla con los famosos villancicos navideños típicos de Andalucía y con el flamenco, dando origen a las Zambombas que se viven hoy día.

Por tratarse de una tradición andaluza, tiene mucha influencia de la música flamenca y nace específicamente, según cuentan los antepasados, en las reuniones que se realizaban en los patios de las viviendas de las localidades de Jerez y de Arcos desde hace muchísimos años.

En dichas reuniones se realizaba un hermoso compartir de bebidas y de alimentos, amenizándose las tertulias y las comidas con una música tradicional que, en Jerez de la Frontera, específicamente, se torna con un ritmo más característico que en otras zonas, por su influencia del ritmo flamenco propio del lugar.

Con el paso de los años, las tradiciones flamencas se han ido perdiendo en la localidad y en muchas otras regiones del territorio Andaluz, por lo que la protección de manifestaciones artísticas como esa, resultó indispensable, por ello, el flamenco es declarado “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad” por la UNESCO, en el año 2010.

Zambomba en Jerez

A partir de ese momento, las actividades como la Zambomba, que reúne características y matices propios del ritmo flamenco, se torna más tradicionalista, de mayor envergadura y comienza a tomar una tonalidad más formal, por lo que las autoridades de las localidades de origen se involucran mucho más en su elaboración.

La Zambomba, expresión de una cultura oral

Si te preguntas cómo ha sido posible mantener esta tradición durante tantos años, la respuesta es sumamente sencilla, y es que se trata de una labor generacional, pues han sido los antepasados quienes han tenido la tarea de transmitir, a viva voz, la costumbre de la celebración de Zambombas en todo el territorio de Jerez y de Arcos, de allí que sea conocida como una expresión oral de cultura

Por qué son tan especiales las zambombas de Jerez que no puedes perderte este 2021

Las características propias de estas fiestas se mantienen intactas en la actualidad, sin injerencia de la transculturización, debido a que los lugareños de las localidades transmiten sus detalles a las nuevas generaciones, quienes con mucho recelo la protegen y la hacen cada vez más genuina y propia.

Algo sumamente difícil de mantener en una localidad que alberga muchísimos turistas cada año, debido a la belleza de sus calles, de sus costas y de la atención de los lugareños; pero que han logrado realizar con mucha eficiencia, y prueba de ello son los resultados obtenidos en la actualidad, una fiesta considerada como bien de interés cultural.

Características principales de la celebración de la Zambomba

Como celebración, es una tradición típica de las fechas navideñas, por lo que se comienza con los festejos a partir del 8 o del 10 de diciembre, aproximadamente, hasta el día 24 de diciembre. Típicamente, se amanece frente a las hogueras con los cantares propios de la Zambomba, por lo que los lugareños aman el comienzo de estas festividades.

Por qué son tan especiales las zambomba de Jerez que no puedes perderte este 2021

Son realizadas en lugares abiertos, bajo el cielo nocturno que durante esa época se encuentra lleno de estrellas. El clima fresco ayuda a mantenerse activo con los cantares alrededor de las hogueras que se forman para mantenerse en calor.

Además, suelen acompañarse las actividades de la Zambomba con un rico compartir gastronómico, lleno de dulces tradicionales de Andalucía, como el arroz con leche, la rosca navideña y los buñuelos; también con el ponche decembrino y muchas otras opciones que engalanan la ocasión e invitan a seguir con la fiesta.

Normalmente, las actividades en torno a la Zambomba de Jerez, se desarrollan con el apoyo de la Consejería y del Ayuntamiento de la municipalidad, además de la organización y participación de los artistas del famoso Instituto de Flamenco Andaluz.

Algunos años se suman a la celebración artistas de flamenco que se aventuran a tocar la tonalidad propia de este tradicional evento musical y compartir navideño.

La Zambomba se caracteriza por utilizar instrumentos diferentes para lograr los tonos propios de la música, como lo son los timbales, la guitarra y el cajón, que le brindan un sonido único y especial al tipo de tonada, pero definitivamente, lo que la hace reconocible rápidamente, se trata del instrumento propio que recibe el mismo nombre.

Por su parte, en el municipio de Arcos suelen hacerse bailes tradicionales que se combinan con las tonadas, una actividad adicional que los lugareños aman, porque amenizan bien las reuniones.

La Zambomba mañanera

Es una de las modalidades de la típica Zambomba que se ejecuta en la noche hasta el amanecer; en este caso, se comienza el festejo a tempranas horas de la mañana o a medio día, con los mismos cantares, pero cambiando el menú de degustación por platos más fuertes como sopas, guisos y arroz, que ayuden a mantener la fuerza suficiente para seguir con la celebración por largas horas.

También suelen extenderse hasta altas horas de la madrugada y se realizan, primordialmente, en la localidad de Jerez de la Frontera, y muy poco en la región de Arcos de la Frontera. Por lo general, se trata de la misma celebración, con las mismas características, pero que empieza más temprano.

Las Zambombas son sinónimo de fiesta

Es un hecho, entonces, que las zambombas de Jerez son un sinónimo de fiesta y de celebración, porque hablar de Jerez o de Arcos en plana navidad y no hacer alusión a esta tradicional festividad, es como no hablar de estas localidades, pues quien las visita en esta época tiene que, obligatoriamente, asistir al menos a una de ellas.

Por eso es que los gaditanos, especialmente los jerezanos y arcenses, son conocidos por su espíritu alegre y musical, con grandes rasgos gitanos que se pueden observar en el flamenco, que al mezclarse con sus villancicos en el mes de diciembre, con un instrumento tan propio como la Zambomba, dan origen a una fiesta única y original.

De allí que en el resto del mundo estas zonas gocen de mucha fama, principalmente musical, porque se han encargado de cultivar sus costumbres y sus tradiciones más autóctonas, hasta el punto de protegerlas y hacerlas realmente propias y únicas.

Detalles del instrumento de protección dictado por las autoridades

En el año 2015, las autoridades competentes de la Provincia gaditana, en conjunto con las autoridades de la municipalidad de Jerez de la Frontera, una de las ciudades de donde proviene y donde se desarrolla con mayor frecuencia la expresión cultural de la Zambomba, decidieron protegerla, y para ello emitieron un régimen especial contentivo de determinadas instrucciones

La idea principal implica la incorporación de la actividad, propia de las fiestas decembrinas de la zona, en el Catálogo General del Patrimonio Histórico del territorio Andaluz, catalogándolo como bien de interés cultural de Andalucía, España.

El instrumento que establece el régimen de protección, pretende que se incorpore esta celebración como parte de las actividades escolares, con la finalidad de promoverla y educar a los niños y jóvenes sobre este tipo de expresiones culturales y tradicionales de la zona.

Con esta decisión se da un paso para preservar la historia de la Zambomba y, además, la cultura propia de la ciudad y municipio de Jerez de la Frontera y también de Arcos de la Frontera, las dos localidades donde la tradición de la Zambomba se origina y se mantiene intacta hasta la fecha.

También se protege, lógicamente, al instrumento llamado propiamente Zambomba, porque se trata del elemento que permite crear el sonido característico de la música de la celebración y que da el nombre a la misma.

El turismo gaditano y las Zambombas de Jerez

Una de las principales implicaciones de la ejecución de este tipo de celebraciones, como lo es la Zambomba, es que el turismo en la región crece, más ahora, cuando ha sido declarada como bien de interés cultural, puesto que afianza el interés del mundo en conocerla y disfrutarla, al considerarla como una de las vivencias más hermosas y verdaderamente propias de la majestuosa Provincia.

Cádiz normalmente tiene una buena afluencia turística, puesto que lo hermoso de sus pueblos, sus costas, sus monumentos y su historia, invitan a las personas alrededor del mundo a conocer más sobre sus calles, sus viviendas de paredes blancas y sus playas de gran esplendor.

Ahora, con el conocimiento mundial de estas celebraciones hermosas y cotidianas del mes de diciembre, el turismo se ha incrementado para esta fecha, logrando que la localidad de Jerez de la Frontera, principalmente, se desarrolle económica y socialmente.

De hecho, en algunas agencias de viajes pueden encontrarse paquetes turísticos que incluyen la asistencia a las celebraciones de la Zambomba de Jerez dentro sus itinerarios de actividades. Algo que, cada vez más, es considerado como una de las mejores cosas que se pueden realizar en Cádiz.

Zambombas en época de pandemia

Algo que vale la pena resaltar es que durante las navidades del año 2020, Jerez de la Frontera y Arcos de la Frontera sufrieron un fuerte impacto en sus costumbres, pues a raíz de las implicaciones del COVID – 19, que ameritan un distanciamiento social que se mantiene a través de ciertas restricciones, no se pudieron ejecutar las típicas Zambombas de la localidad.

Normalmente, suelen realizarse más de 50 Zambombas cada navidad, por ende, es un hecho lamentable que no se hayan podido hacer, porque realmente es muy difícil concebir a Jerez y a Arcos sin las típicas fiestas de Zambombas durante el mes de diciembre.

Se espera que una vez controlada la pandemia, puedan volver las celebraciones y las fiestas de este estilo a las calles de Jerez y de Arcos, las localidades donde nació la Zambomba. Por los momentos, se mantienen las decisiones del Ayuntamiento en torno a las restricciones sobre las reuniones de cualquier tipo, todo para la protección y la salud de los gaditanos.

La historia de Zambomba de Jerez, Bien de interés cultural de Andalucía, es más que una simple celebración navideña o un simple instrumento musical, realmente es una expresión del folclore de la región, que enaltece a las municipalidades de Jerez de la Frontera, de Arcos de la Frontera y, por supuesto, a la Provincia de Cádiz en su totalidad.

La historia de la Zambomba de Jerez, Bien de interés cultural de Andalucía