martes 22/6/21

El pollo se ha chamuscado ¿Hay riesgos por comer carne quemada?

Estos son los 3 riesgos de comer carne quemada
Carne de pollo quemada
Carne de pollo quemada

Es muy probable que alguna vez en la cocina hayas decidido abandonar la olla un par de minutos mientras haces otra cosa, y al regresar encontraste que la receta fue adulterada, sí, se te pasó de cocción y llegó a quemarse. En ese caso, quizás pensaste que todo estaba perdido, ahora todo irá a la basura; pues no, no es así, existen maneras de salvar tu comida. Por eso, hoy te enseñaré cómo arreglar el pollo quemado, y además conocerás si hay riesgos de comer carne quemada.

Como ya te mencioné, existen un par de trucos que puedes poner en práctica para que tu preparación de pollo no se vaya directo a la papelera. Bueno, es probable que debas cambiar un poco la receta original, pero seguro que eso es mejor a perder todo tu trabajo en la cocina. Antes de empezar con los consejos, lo primero que debes hacer es determinar qué tan quemada está la carne, pues si ya están a punto de carbón, es mejor abandonar la idea de salvarlas.

Trucos para arreglar el pollo quemado

La manera en que estabas preparando el pollo influye muchísimo a la hora de arreglarlo, por ejemplo, si eran partes enteras, pollo desmenuzado, al horno o un guiso. En fin, lo importante es que cambiando la idea original para tu plato ya estarás realizando un buen truco para salir airoso de ese molesto inconveniente en la cocina.

Cambiar de olla

Sí, sé que ya lo sabes, porque es muy obvio, si algo se quema toda la preparación quedará pegada al fondo. Además, ahí también se encontrará todo el sabor a carbón que quieres evitar. Por ello es que luego de apagar inmediatamente el fuego y retirar la olla de la cocina, lo siguiente será cambiar de recipiente a uno similar que te brinde la posibilidad de seguir cocinando.

Normalmente, cuando la comida quemada se queda en el fondo, es muy difícil de retirar, y se pone peor cuando tiene horas ahí; entonces, un buen truco será poner a remojarla luego de desocuparla, así te ahorrarás tiempo y molestias al momento de lavar los platos y trastes.

Evita remover la comida

Si apenas recordaste que estabas cocinando y al llegar a la cocina ves la comida quemada, NO debes introducir un utensilio y removerla, pues estarías mezclando las partes aún buenas con las que ya no sirven, haciendo así más difícil la tarea de arreglar tu pollo; es mejor ir con calma e ir salvando lo que no está pasado de cocción.

Modificar la receta

Depende mucho de tu creatividad, debes jugar un poco con las opciones y con ingredientes adicionales para obtener una comida deliciosa, además de cumplir con tu principal misión, arreglar el pollo quemado. Ya te había asomado la posibilidad de cambiar la receta original, y así será. Por ejemplo, si estabas preparando pollo frito, retira las partes quemadas de las presas con un cuchillo y luego ingresa tu pollo al horno.

Si se trataba de un guiso, puedes salvar lo que no esté quemado, añadir más agua, otras verduras y vegetales, para convertirlo en una sopa. Si no te agrada esta idea, también puedes meter todo lo que se salvó a la licuadora, obtendrás una deliciosa crema de pollo, que podrás acompañar con pan u otros alimentos parecidos, perfecto para una entrada.

Los condimentos y especias son tus aliados

Un genial truco que debes poner en práctica es usar condimentos y especias para disfrazar un poco el molesto olor y sabor a quemado. Algunas de las que puedes usar son el orégano, pimienta, comino, cúrcuma, romero, cardamomo, jengibre, curry y muchas otras. Recuerda no usarlas excesivamente ni abusar de ellas, pues arruinarás tu plato, y ahora sí definitivamente.

Usa papa para absorber olores y sabores

Quizás ya sabes que la papa es lo máximo cuando de rendir la comida se trata, pero también nos sirve para eliminar esos molestos sabores y olores. Todo lo que debes hacer es picar una o dos papas en trozos no tan pequeños; luego lo pondrás junto a lo que se salvó de tu comida y terminarás la receta tal cual la habías planeado. Finalmente, solo debes retirar las papas y ya está, habrás arreglado tu pollo.

Remover el carbón

En caso de que tu pollo se haya empezado a quemar pero llegaste a tiempo para detener la cocción, todo lo que debes hacer es quitar lo quemado, ayúdate con unos utensilios y retira lo que está como un carbón. Después, corrige los sabores, monta la olla en el fuego y continúa con tu receta, tal cual como la habías ideado en un principio.

Estos son tan solo algunos trucos para arreglar el pollo quemado, pero siempre recuerda que puedes hacer muchísimas cosas más, pues todo dependerá de la creatividad que coloques para salir de esa situación y ofrecer una deliciosa alternativa.

Muslos de pollo quemadosMuslos de pollo quemados

Riesgos de comer carne quemada

Alrededor de este tema giran demasiadas teorías, algunos dicen que es beneficioso, otros por el contrario aseguran que es dañino. Por eso, te ayudaré a descifrar cuáles son los riesgos de comer carne quemada, si le hace bien a tu organismo o si arruina tu salud.

Lo primero que debes saber es que no existe algún estudio científico que compruebe y relacione directamente las enfermedades con la comida quemada, pero sí se pueden encontrar ciertas toxinas y propiedades en los alimentos quemados que no son positivos a la salud.

¿Mientras más cocido mejor?

Muchas personas aseguran que la comida debe consumirse bien cocida para que el cuerpo la asimile mejor, pues esta afirmación no es del todo correcta, ya que mientras más cocidos, tostados o quemados estén los alimentos, menos nutrientes tendrán. Además, la comida adquiere sustancias como las aminas heterocíclicas y la acrilamida, las cuales son relacionadas a algunas enfermedades.

Normalmente no está mal consumir un día algún alimento un poco quemado, pero si esta práctica se vuelve recurrente podría ayudar a que se desencadenen algunas enfermedades; esto debido a que al cuerpo se le hará más difícil procesar la carne excesivamente cocida. Por ello, es mejor consumir las carnes a un término que no haya implicado tantísimos minutos en el fuego.

¿La carne quemada desarrolla cáncer?

Como ya te mencioné, el exponer por mucho tiempo la comida o la carne al fuego alterará sus propiedades; entonces, al consumirlas no estarías ingiriendo nutrientes, sino un conjunto de toxinas y sustancias que normalmente el cuerpo no está acostumbrado a procesar; es ahí donde muchos aseguran que dichas propiedades de la carne quemada ayudan a la modificación de las células, hasta el punto de convertirlas en cancerígenas.

Lo mejor siempre será consumir la carne y la comida en general cuidando su término de cocción, no solo por el sabor y el gusto que provoca disfrutar de un buen plato, sino también para ayudar a nuestro organismo a obtener los mejores nutrientes y cuidar la salud.

En conclusión, siempre podrás salvar tus comidas aplicando no solo estos trucos, también con creatividad e ingenio; además, no todo es rescatar comidas, también debes tomar precauciones a la hora de cocinar para ser cada vez mejor en la cocina y evitar que se te pasen de cocción los platos, porque consumirlos así podría generar ciertas consecuencias.

El pollo se ha chamuscado ¿Hay riesgos por comer carne quemada?