miércoles 25/5/22

La Europa League es una competición mágica, de las más prestigiosas del mundo. En ella compiten los mejores jugadores del mundo, al igual que la Champions League y encumbra a grandes estrellas del fútbol europeo.

Este viernes 22 de enero recordamos a aquel Nápoles que encabezado por Maradona logró tocar la gloria al ganar la Europa League, por entonces llamada Copa de la UEFA. Solo Diego podría llevar a la escuadra napolitana a tan altas cotas.

El pasado 25 de noviembre el mundo del fútbol, conmocionado, decía adiós a Diego Armando Maradona, una de los mejores jugadores en la historia de este deportes. Para muchos el más grande de todos los tiempos.

Como futbolista lo ganó prácticamente todo y en Nápoles sentó cátedra. En el conjunto del sur de Italia consiguió Dos ligas italianas, una Copa de Italia, una Supercopa de Italia y una Supercopa de la UEFA.

Diego consiguió para los napolitanos objetivos inimaginables. Tanto fue la devoción por Maradona que se instauró la religión 'maradoniana', que cuenta con sus principales fieles en Nápoles y Argentina.

A prácticamente un mes del regreso de las eliminatorias de dieciseisavos de final de la Europa League 2020-2021, recordamos a Diego Armando Maradona y aquel Nápoles que consiguió la Copa de la UEFA en la temporada 1988-1989.

La Europa League de Maradona

En la temporada 1988-1989, tras ganar la Serie A con el Nápoles, el conjunto del sur de Italia se propuso conseguir un título europeo. El propio Diego Armando Maradona, como absoluta estrella del equipo se mentalizó en conseguir la copa de la UEFA para la hinchada napolitana.

Maradona en la final de la copa de la UEFA 1988-1989

Indudablemente, la gran figura de ese equipo era Maradona. El 'barrilete cósmico' es toda una institución en Nápoles y gracias a su aportación, el Nápoles consiguió ganar aquella final de la Copa de la UEFA ante el VfB Stuttgart con un resultado global de 5-4.

Maradona logró la Copa Mundial de la FIFA en el año 1986 y llevó a Argentina hasta la final en el mundial de Italia 90'. Además, con el Nápoles dos Serie A, un título que hasta entonces nunca había logrado el equipo napolitano. Pero además cosechó una Coppa de Itaiia y una Copa de la UEFA.

Pero en aquel equipo histórico de Nápoles también figuraban otros futbolista importantes que hicieron posible el sueño de la Europa League y engrandecieron aún más a una de las competiciones más bonitas del mundo en el espectro futbolístico.

Uno de ellos era Ciro Ferrara, nacido en Nápoles. Su corazón napolitano se veía reflejado en su entrega sobre el terreno de juego. Fue una pieza vital en la defensa de aquel equipo histórico de Nápoles. Internacional con Italia, Ferrara terminaría su carrera en las filas de la Juventus, donde también logró ganar la UEFA Champions League.

Giuliano Giuliani era el guardameta de ese Nápoles. El cerrojo bajo palos que también hizo posible gran parte de los triunfos del Nápoles de Maradona. Tras conseguir la Europa League y la Serie A jugó en las filas del Udinese. Desgraciadamente, con 38 años, Giuliano falleció en 1996 por una enfermedad relacionada con el SIDA.

La magia de Copa de la UEFA

La Copa de la UEFA siempre ha tenido una gran importancia entre las competiciones de fútbol, pero durante el siglo XXI ha adquirido un mayor protagonismo, especialmente tras el cambio de formato a la Europa League.

Actualmente, el rey de la Europa League es el Sevilla FC, que cuenta con seis copas en sus vitrinas. Además, la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS) ha nombrado al conjunto sevillista como mejor equipo del año 2020.

Un equipo donde precisamente también militó Diego Armando Maradona tras su paso por el Nápoles. Fue una experiencia efímera, pero el '10' más grande de todos los tiempos dejó su sello incomparable en Nervión.

Cuando Maradona logró la Europa League con el Nápoles