jueves 26/5/22

¿Decepción o fracaso?

El Cádiz cae en Granada y, tras más de una vuelta en posiciones de playoff, acaba la temporada en novena posición

Tanto remar para terminar cayendo en la orilla. Y es que los de Cervera llegaban a la última jornada dependiendo de sí mismos y ante un Granada que no se jugaba nada en el envite.

Brian intenta centrar un balón al área nazarí.

Fiel a su historia, los amarillos ni siquiera fueron capaces de agarrarse a un empate, que tampoco hubiese servido, y la derrota, unida al resto de resultados le acabaron condenando a la novena posición tras más de media temporada en puesto de play-off.

Si algo podía salir mal, salió. Los amarillos tenían problemas para salir de su campo y el rival creaba aproximaciones, la más clara en un tiro de Raúl Baena en el rechace de un córner que Cifuentes en el minuto 11 salvó. Pero dos minutos después llegaría el primer revés con la lesión de Jona, que tuvo que ser sustituido por Aitor. Eso cambiaba todo el dibujo en el campo con Barral en punta, que sería el siguiente en lesionarse en el minuto 27, teniendo que ser sustituido por Carrillo.

Con el equipo desdibujado volvió a aparecer Cifuentes a la media hora repeliendo un tiro a bocajarro de Adrián Ramos. La primera ocasión cadista llegaría en el minuto 32, tras una galopada de Abdullah que Perea finalizó pegado al palo.

Los amarillos pasaron a ser los que se aproximaban, pero en el minuto 42 un tiro ajustado de Machís desde tres cuartos ponía el 1-0 que desbarataba todas las alternativas. Incluso antes del descanso el daño pudo ser mayor, pero Servando salvó una internada de Adrián Ramos que se disponía a tirar a puerta.

La reanudación iba a traer de nuevo la ilusión con una jugada de tiralíneas en el minuto 48 que partía en campo local, y que acababa con un centro de Brian que Carrillo en el primer palo cabeceaba para el 1-1. Con el equipo de nuevo en el partido, un nuevo contratiempo esperaba con la lesión de Perea -tercero de la tarde-, que tuvo que ser relevado por Salvi Sánchez. El Cádiz faltando 40 minutos ya había tenido que agotar todas las sustituciones.

Pero quedaba un palo más. Tras un tiro de Machís al palo en el minuto 56, los amarillos se iban a quedar con uno menos cuando mejor se encontraban en el terreno de juego. Rober Correa, que había visto un amarilla en el minuto 25, vería la segunda en el 62 por cortarle una contra a Machís haciendo falta. Por delante quedaba media hora en inferioridad y sin posibilidad de dar refresco en esa zona.

En ese momento el Cádiz jugaba en dos campos. Por una parte en Los Cármenes, donde un gol clasificaba para el playoff, y por otra en Soria donde el Numancia vencía a la Cultural Leonesa, que necesitaba un gol para salvarse que a su vez beneficiaba a los amarillos.

Pero un segundo gol numantino a falta de diez minutos obligaba a conseguir el 1-2 para seguir en esas posiciones. Pero en el minuto 80 la cuesta arriba sería ya demasiado pronunciada con el segundo gol de Machís que de tiro cruzado ponía el 2-1.

Los minutos finales fueron un quiero y no puedo para los amarillos, con balones colgados y presión constante, pero sin premio, acabando la temporada en novena posición cuando no hace mucho estaba mucho más arriba.

¿Decepción o fracaso?
Comentarios