sábado. 30.09.2023
Esto es historia, España entera se inclina Campeonas del Mundo, GRACIAS
Esto es historia, España entera se inclina Campeonas del Mundo, GRACIAS

El fútbol femenino ha hecho historia en España, hasta tal punto de, pese a su poca trayectoria hasta ahora, igualar la gesta conseguida por los hombres en Sudáfrica 2010. Y es que sí, la selección española ya puede presumir de ser campeona del Mundo.

Y si en aquella ocasión fue en el continente africano, en esta ocasión ha sido en Oceanía, concretamente en Australia, donde el fútbol español, en este caso en categoría femenina, ha escrito una nueva gesta que será recordada por los siglos de los siglos.

Y el logro no estuvo exento de sufrimiento porque tras adelantarse en el marcador con un tanto de la sevillana Olga Carmona tocó conservar la renta que incluso se pudo incrementar con un segundo tanto pero el fallo de un penalti otorgó emoción a los minutos finales.

Esto es historia, España entera se inclina: Campeonas del Mundo, GRACIAS

Fue un partido disputado de poder a poder en el que las hispanas impusieron su mayor calidad frente al físico de las británicas que comenzaron dominando el partido y ejerciendo una fuerte presión sobre la salida de balón de las españolas e incluso gozaron de una gran ocasión con un disparo al larguero.

Olga Carmona celebra el tanto conseguido
Olga Carmona celebra el tanto conseguido

Poco antes de la media hora de partido la Final se decidía con el gol de la sevillana Olga Carmona que con un disparo cruzado abría un marcador que ya no se movería más. Incluso el gol las espoleó y las hispanas hasta dispusieron de una ocasión muy clara para abrir más la brecha.

Ya en la segunda parte, el dominio fue más alterno hasta que las inglesas se lanzaron descaradamente a a por el encuentro. Y llegó la jugada que pudo terminar de definir la Final pero el fallo desde los once metros solo hizo aportar algo más de incertidumbre a un título que llegó a las vitrinas después de casi 14 minutos de descuento.

El éxito del fútbol femenino

España buscaba la primera estrella de su historia en una final que provoca máxima expectación en el país. El rival, una Inglaterra que es vigente campeona de Europa y que no pierde un partido en un gran torneo desde el tercer y cuarto puesto del Mundial 2019 de Francia. Tocaba revancha tras la eliminación en cuartos de final de la pasada Eurocopa,

Después de un año marcado por la tensión y un conflicto que parecía irremediable, nadie podía esperar que España estuviese ahora mismo a una sola victoria de ganar el Mundial de fútbol femenino. 15 jugadoras renunciaron a jugar con la Selección, entre ellas algunas de las mejores del planeta.

Las españolas lamentan una ocasión fallada
Las españolas lamentan una ocasión fallada

El clima era irrespirable, y Jorge Vilda se convertía en el enemigo público número uno, al tiempo que la RFEF daba una imagen que dejaba mucho que desear. Desde todas partes del mundo llegaban mensajes de apoyo para aquellas futbolistas que solo pedían cambios para mejorar y luchar por mayores metas. Eran ambiciosas, querían jugar partidos como el que iban a vivir este domingo.

Contra todo pronóstico

Contra todo pronóstico, las capitanas volvieron (aunque sin brazalete). Tres titularísimas volvieron (Batlle, Mariona y Aitana, por si hay alguna duda) y parte de las mejoras solicitadas se cumplieron. Y aunque este sinsentido acabó con víctimas (Mapi y Patri, principalmente), la Roja se colocaba en condiciones de ser la 'tapada' del torneo. Ni siquiera el 4-0 encajado contra Japón mermó a este equipo, que se ha visto capaz de cualquier cosa, rompiendo por fin una barrera psicológica, la de ganar una eliminatoria (ya van tres), que nunca más volverá a torturar a España.

El encuentro fue de poder a poder
El encuentro fue disputado de poder a poder

En este camino nadie podía esperar tampoco que Misa, titular indiscutible en el último, cayera en pleno torneo en detrimento de Cata Coll, sin apenas minutos este año y recuperada recientemente de una rotura de ligamento. 

Salma Paralluelo, mejor jugadora joven del torneo
Salma Paralluelo, mejor jugadora joven del torneo

No podía haber rival más difícil para España. Por el camino cayeron Estados Unidos, Alemania, Brasil, Suecia, Australia... pero se mantuvo firme una selección inglesa que llega como una máquina perfecta de ganar: en realidad, no perdía un partido en un gran torneo desde el tercer y cuarto puesto del Mundial 2019 ante Suecia

Esto es historia, España entera se inclina: Campeonas del Mundo, GRACIAS