sábado 28/5/22

Derrota por 2-0 del San Fernando en Badajoz

Los azulinos caen víctimas de determinadas circunstancias arbitrales

El San Fernando CD ha caído esta mañana en el Nuevo Vivero de Badajoz (2-0) en un encuentro claramente condicionado por el arbitraje. Lolo Guerrero fue expulsado por doble amarilla en el 42′ y el guardameta Rubén Gálvez se marchó a la ducha en el 68′ tras pisar a Candelas.

Antes, durante la primera mitad, el San Fernando fue mejor. Supo leer mejor un partido intenso y que se decidiría por detalles. El Badajoz buscaba vencer a base de nervio, mientras que la escuadra azulina se sentía más sosegada en el irregular césped del coliseo pacense.

Sergio Romero fue la principal novedad en la banda derecha en un primer acto en el que el San Fernando se acercó más al área enemiga. Manu Ramírez buscó otro gol olímpico que Kike Royo evitó con un palmeo, Carri también enfilaba la meta enemiga justo cuando Cristian Pérez se lanzó a cortar su avance, y Pablo Sánchez acarició el 0-1 en una acción clave.

El atacante azulino bajó el cuero con el pecho tras un servicio desde la derecha y se deshizo así de Juanjo. Dentro del área, con todo a favor, disparó con la diestra pero el chut rebotó en la pierna del lateral murciano.

Acto seguido, Higón entró a destiempo a Rubén Gálvez. Lolo Guerrero abroncó a su rival y el enfrentamiento acabó con cartulina para ambos. Tardó muy poco Lolo en ser expulsado tras cortar un avance de Ferrón al contragolpe.

El San Fernando, que controlaba la situación, se quedaba con diez en el 42′. Los isleños supieron manejar esta espinosa tesitura. Colo entró por Carri en el 47′ y el equipo parecía contener el arranque de un impetuoso contrincante. Sin embargo, en un saque de esquina botado con intención al primer palo, Gabi Ramos introdujo el balón en su propia meta.

Las cosas pintaban, en ese momento, mal para un San Fernando que dio entrada a Bruno Herrero por Sergio Romero. Aun así, los isleños no le perdieron la cara al partido.

No obstante, la desesperación de los cañaíllas creció cuando el árbitro expulsó a Rubén Gálvez en el 68′ por pisar a Candelas. La sanción no pudo ser más dura. El portero onubense tenía que abandonar el campo y, además, el Badajoz disponía de una pena máxima para ampliar la renta.

El joven Maksim Milovic, que debutó en liga, adivinó la dirección del disparo de Guzmán pero no pudo evitar el 2-0. El panorama, tras esta diana no pudo ser más desalentador.

Con dos futbolistas menos, el San Fernando resistió abatido las intentonas de un rival crecido y hubo tiempo para que Milovic pudiera mostrar sus dotes de cancerbero seguro en todas las facetas.

Con este resultado, el San Fernando se mantiene en la pelea por los puestos altos (cae a la quinta plaza por la mejor diferencia de goles del Recreativo) con 45 puntos en su haber. La próxima semana recibirá al Real Murcia en Bahía Sur.

Derrota por 2-0 del San Fernando en Badajoz