sábado 22/1/22

Fallece Niki Lauda, primer piloto de la Fórmula 1 moderna y leyenda del motor

El tricampeón austríaco ya estuvo muy cerca de la muerte en 1976 tras su terrible accidente en Nurburgring
Niki Lauda y su enemigo íntimo James Hunt. Foto de la BBC
Niki Lauda y su enemigo íntimo James Hunt. Foto de la BBC

Fallece Niki Lauda, primer piloto de la Fórmula 1 moderna y leyenda del motor

El tricampeón austríaco ya estuvo muy cerca de la muerte en 1976 tras su terrible accidente en Nurburgring

 No pudo ser. Niki Lauda perdió su último gran desafío y su salud no le ha permitido seguir adelante tras una complicada intervención quirúrgica de trasplante de pulmón el pasado verano de 2018 y una recaía en forma de gripe las últimas Navidades. El célebre piloto y empresario austríaco ha fallecido a los 70 años “apaciblemente y rodeado de su familia”.

Niki Lauda y Toto Wolff, foto de Mercedes AMG

Tricampeón del Mundo y uno de los más laureados del deporte rey del motor, Niki Lauda está considerado el primer piloto de la Fórmula 1 moderna tal y como la conocemos hoy día. Su llegada y forma de enfocar la competición de una forma tan técnica y profesional le diferenció del carácter romántico y bohemio que tenían todos sus antecesores.

Inteligente, frío, calculador y, muy importante, nunca tomaba más riesgo del estrictamente necesario, Niki debuta en F1 en 1971 con un March privado. Su paso por el célebre equipo británico BRM, ya en horas muy bajas, fue suficientemente revelador para que el propio Enzo Ferrari y su entonces director deportivo, Luca Cordero di Montezemolo, se fijaran en él, además de la recomendación que para su fichaje hizo su íntimo amigo y compañero, el también desaparecido Clay Regazzoni.

1974 fue la temporada de debut de Lauda con La Scuderia y ese mismo año ya fue candidato al título, un mundial especialmente apasionante que se decidiría casi al final con cuatro contendientes: Lauda y Regazzoni por Ferrari; y Fittipaldi y Scheckter con McLaren. La balanza cayó del lado del brasileño.

El primer gran año de Niki fue 1975, donde a los mandos del imbatible Ferrari 312 T1 no dio opción a sus rivales, obteniendo su primer título. Pese a todo, ese año ya despuntaría un joven y rubio inglés con su modesto Hesketh, James Hunt, con el que Lauda ya se había batido en categorías inferiores.

1976 es un año crucial para la F1, el primer año de la F1 moderna según los entendidos. Lauda y su Ferrari debían defender el título frente al impulsivo Hunt y su efectivo McLaren M23. Ambos estuvieron muy igualados incluyendo jugarretas en los despachos, pero en el GP de Alemania en Nurburgring se desencadena el desastre: Lauda pierde el control de su Ferrari y sufre un terrible accidente que le desfiguró la cara. Se cuenta que hasta un sacerdote le dio la extremaunción. Pero sobrevivió y volvió con fuerzas para seguir disputando el campeonato, lo que demostraba su tenacidad y determinación. Finalmente, muy mermado, Niki Lauda abandonó en la última carrera de la temporada ante un auténtico temporal en el circuito japonés de Monte Fuji, dejando el título en bandeja a su íntimo enemigo Hunt.

Un año después, 1977, volvería el Niki depredador y de instinto asesino, y recuperaría el trono que le habían quitado. No obstante, la relación de Lauda con Ferrari no era la mejor, no llevó bien que mientras estaba convaleciente de su accidente el equipo fichara a la joven promesa argentina Carlos Reutemann. Cuando Bernie Ecclecstone, jefe del equipo Brabham, le mostró a Niki el coche de 1978, el célebre BT 46 Alfa Romeo con ventilador, y un buen fajo de billetes, el austríaco no se lo pensó.

Pero en 1978 las cosas no fueron bien. El sistema de ventilador del coche de Brabham fue declarado ilegal obligando al equipo a modificar por completo el monoplaza, que ya no cumplía su cometido. Ello frustó a Lauda. En 1979 las cosas no fueron mejor y el austríaco decidió abandonar el deporte. Otro motivo importante había detrás de esta decisión, la conformación de su empresa privada, las líneas aéreas Lauda Air, hoy Air Niki.

Tras dos temporadas sin competir, un nuevo proyecto de carreras sedujo al campeón austríaco. Ron Dennis y Mansour Ojjeh habían adquirido el viejo equipo McLaren y lo convirtieron en el novedoso Project 4. Niki Lauda fue el elegido para llevar de nuevo al equipo de Woking a la gloria. A finales de 1983, McLaren adoptaba los nuevos motores TAG Porsche y en 1984 Niki Lauda se alzaría con su tercer entorchado, siendo el único caso a día de hoy de un piloto de F1 que logra el campeonato tras un retiro.

No obstante, 1984 no fue un año fácil. Dentro de su equipo tuvo la dura competencia del francés Alain Prost, que le puso todo muy difícil en contraposición a los años anteriores con John Watson y la buena relación que tenían. Igualmente la irrupción de un joven brasileño que hacía maravillas con un modesto Toleman hizo a Niki Lauda pensar en el retiro definitivo. El GP de Mónaco de 1984 bajo una lluvia torrencial y la primera gran batalla entre Senna y Prost fue el empujón definitivo para su retirada.

Con un total de tres campeonatos (1975, 1977 y 1984) que lo sitúan junto a leyendas como Brabham, Stewart, Piquet y Senna, cuenta en su haber con 25 victoria 24 pole positions y 54 podios. Con 177 carreras disputadas, su primera victoria fue en España 1974 con Ferrari y la última en los Países Bajos 1985 con McLaren.

Fuera de la profesión activa de piloto pero ligado a la competición, Lauda ejerció como asesor de Ferrari durante un tiempo probando sus coches de calle. Fue Team Manager en la aventura de Fórmula 1 de Jaguar y últimamente ejercía el cargo de presidente no ejecutivo del todopoderoso equipo Mercedes AMG, actual dominador de la categoría reina. Su característica gorra roja que siempre le acompañaba era un codiciado espacio publicitario para cualquier firma que se preciase.

Personaje fundamental de la F1 por su estilo de conducirse dentro y fuera del paddock, ello y su encarnizado enfrentamiento con James Hunt en los años 1975-1976 llevaron al director de cine Ron Howard a realizar la grandiosa película ‘Rush’, para la cual siempre es buen momento un visionado, aunque hoy quizás más que nunca.

Posiblemente hoy se celebre una grandiosa fiesta en el cielo, en el Olimpo de los Corredores y Carreristas, y que personajes como el propio James Hunt, Enzo Ferrari, Colin Chapman, Ronnie Peterson, Ayrton Senna o Gilles Villeneuve den al gran Niki una bienvenida como se merece, descorchando botellas del mejor champán y colocándole una gran corona de laurel como en sus mejores tiempos. DEP Niki Lauda.

Fallece Niki Lauda, primer piloto de la Fórmula 1 moderna y leyenda del motor