lunes 16/5/22
Los jugadores del Cádiz celebran el gol de Barral.
Los jugadores del Cádiz celebran el gol de Barral.

Golpe en la mesa en el momento oportuno

El triunfo del Cádiz ante el Zaragoza le permite afrontar con cierto margen las tres últimas jornadas

El Zaragoza, otra vez el Zaragoza. Como en el año 1991, el Cádiz ha sido capaz de obrar el milagro ante los maños. En aquella ocasión había que ganar para poder jugar la promoción. En esta ocasión, la victoria era vital para agarrarse a otra promoción. Y se logró, aunque no con tanto sufrimiento.

Los jugadores del Cádiz celebran el gol de Barral.

Y es que la victoria traía consigo muchas lecturas positivas. La primera, romper con una racha de divorcios con los tres puntos que ya duraba demasiado. Y la segunda, retornar a los lugares de privilegio tras quedar fuera tras los resultados del fin de semana.

Se consiguió y además las sensaciones fueron inmejorables porque encima se derrotó a un rival directo con una trayectoria ascendente impecable en las últimas jornadas. Desde el primer momento, los de Cervera mandaron de forma incuestionable. El golazo de Barral puso el partido como le gusta al técnico y, a partir de ahí, al Zaragoza se le hizo el mundo acercarse a las inmediaciones de Cifuentes.

Para colmo, esa suerte tradicionalmente esquiva para los amarillos se volvió de cara, ya que en la acción posterior a la expulsión de Delmás llegó el 2-0 de Álvaro García y, a partir de ahí, ya no hubo partido.

Recuperar cuatro puestos de una tacada tiene un valor incalculable a estas alturas de la temporada. Y es que, más allá de que la diferencia con el séptimo sea solo de dos puntos, el hecho de que haya dos equipos por medio siempre aporta cierta tranquilidad. Un fallo de los amarillos tendría que venir acompañado de cuatro buenos resultados de sus perseguidores.

La próxima cita, el domingo frente a un Barcelona B que, de manera inesperada, tomaba aire el pasado fin de semana en Gijón en su lucha por salvar la categoría. Luego vendrán Tenerife en Carranza y Granada en Los Cármenes. Y puede que ambos sin mucho en juego. Pero para confirmarlo habrá que seguir esperando y sufriendo.

Golpe en la mesa en el momento oportuno
Comentarios