miércoles 25/5/22

No parecía el Cádiz CF que nos ha deleitado durante tantas jornadas en La Liga. Si ver un fallo defensivo entre los amarillos era algo casi impensable, este lunes, han sido muchos los errores. El conjunto de la Tacita de Plata ha caído derrotado en su visita a Vigo ante un Celta que hace gala de una especial efectividad de cara a gol; no en vano el conjunto celtiña marcó en cada ocasión que tuvo en el primer acto. Tras el tempranero tanto de Nolito los cadistas tuvieron varias ocasiones para marcar y alterar el guion del partido para que el resultado fuese otro, pero no atinaron.

El Celta no perdonó y abrió pronto el marcador

La dupla Iago Aspas y Nolito no tardó en dejar claro cuáles eran sus intenciones: detener el buen momento cadista. A las primeras de cambio abrieron el marcador en una sensacional jugada de ataque en la que ambos se asociaron y el pase atrás sobre la línea de fondo de Aspas fue rematado con fuerza abajo por Nolito a gol.

El Cádiz CF intentó reaccionar con rabia y ganas, pero sin puntería

Los amarillos vieron alterados su tradicional guión y se pusieron el otro traje de faena para ir a por el partido, ya que estaban obligados a dar un paso adelante y así hicieron. Iván Alejo tuvo un centrochut escorado con la izquierda que obligó al meta vigués a palmear a córner porque iba a gol.

El saque de esquina trajo la mejor ocasión del partido para los amarillos: Fali peinó hacia atrás y en el corazón del área Negredo cabeceó para ponerla lejos al portero y la pelota se estrelló en el palo para desesperación cadista.

Llega el mago Iago Aspas tras revisión del Var

El Celta venía que el partido se podía complicar en cualquier momento por eso los jugadores celtitas buscaban siempre a Iago Aspas, su jugador más desequilibrante, para sacar la pelota jugada y a la espera de que se cara algo de la chistera. Y lo hizo con un pase vertical entre líneas para habilitar a Santi Mina en un mano a mano con Ledesma, que acabó derribando al delantero celtiña. Penalti fue Aspas el que hizo el segundo desde los once metros.

El amarillo Perea, desdibujado

Álex Fernández hizo una jugada sensacional en la medular para abrir a banda, donde Iván Alejó puso un servicio pasado al segundo palo que remató Perea con el interior del pié. El balón se marchó rozando el palo cuando parecía que iba a ser gol.

Sigue la fiesta para Fran Beltrán y Baris Méndez secundados por Aspas

Iago Aspas, una vez más, controló en balón en la frontal del área cadista para servir atrás para la llegada de atrás de Fran Beltran que soltó un latigazo que golpeó en la rodilla de Marcos Mauro para ponerla muy lejos a Ledesma, que únicamente pudo hacer la estatua.

En la siguiente acción el Celta ya hizo sangre con el cuarto gol, pues Brais Méndez cabeceó un centro pasado de Dennis Suárez a gol.

Los cambios del Cádiz y la entrada de Choco Lozano

Álvaro Cervera movió el banquillo con la intención de revolucionar el ataque y golpear pronto y para ello introdujo en el campo a Pombo y Jairo, pero la intención del técnico cadista no surtió efecto, ya que pasaron los minutos y el Cádiz no marcó.

Iago Aspas en su salsa tuvo el quinto en sus botas

El habilidoso atacante internacional estaba muy cómodo sobre el terreno de juego y en cada oportunidad que tenía se asomaba por los dominios de Ledesma con peligro. De hecho estrelló un balón en el paso y poco después vio portería, pero el gol estaba justamente anulado por fuera de juego.

El ADN cadista impedía a los amarillos rendirse y Cervera metió un triple cambio (Garrido, Malbasic y Lozano) para darle frescura al ataque con el objetivo de buscar ver portería. Los cadistas tenían la esperanza de acortar distancias y demostrar que el marcador podría ser otro, pero finalmente el marcador no se alteró en la segunda mitad y eso que Iza la tuvo en una falta directa y Garrido, con el tiempo cumplido, cabeceó una falta lateral fuera por muy poco.

Iago Aspas y su Celta de Vigo aplastan a un Cádiz CF sin puntería