lunes. 08.08.2022

Nace en Jerez la peña industrialista ‘Siempre de frente’

Deporte, cultura y cofradías se unen bajo un mismo sentimiento blanquiazul y con amplio respaldo de la afición
Peña industrialista Siempre de frente
Peña industrialista 'Siempre de frente'

El industrialismo en Jerez de la Frontera es, por encima de todo, una filosofía de vida. Con un catálogo de valores humanos, de valores éticos, de valores educacionales cuyo ideario ha permanecido incólume en el tiempo -a pesar de todos los pesares y de todas las zancadillas incluso institucionales sufridas- desde la fundación de este club, el Jerez Industrial, que posee un inconmensurable valor sentimental para un amplísimo número de jerezanos. El industrialismo es pundonor, es saber reponerse, es crecerse ante la adversidad…

Pero el industrialismo es también legado generacional de abuelos a padres y de padres a hijos, todos cogidos de la mano, como eslabones de un solo latido, antaño camino del histórico templo del futbol pasional: pongamos que hablamos del Estadio Domecq. Pongamos que hablamos de aquel sanctasanctórum del juego en libertad con el corazón por bandera. El industrial siempre ha sido un club señor, donde la deontología del saber ser y saber estar estaban muy por encima de otros punitivos intereses creados.

Honradez futbolística

El industrialismo es la honradez futbolística, que es sinónimo de entregar el alma por unos colores y de sudar la camiseta hasta el último hálito del minuto noventa. El industrialismo son once héroes ofreciendo espectáculo de técnica y toque sobre el césped para obrar el milagro de la autosuperación. El industrialismo es recepción de injusticias consistoriales y de encerronas de negociaciones por cuenta ajena. Pero el industrialismo es también amigos que se quieren, personas de bien que aman las rayitas blancas y azules, in extremis, hasta la extenuación, hasta las últimas consecuencias.

El industrialismo es dignidad, es tradición, es humildad. Ahora ha resurgido una llamita que propende a candela. Un grupo de aficionados sobre todo muy jóvenes han ideado una iniciativa que convoca a la ilusión y a la congregación… de industrialistas de todas la vida de un tiempo a esta parte un tanto dispersos por azares de la vida de cada cual.  A tal propósito se ha reunido a muchos industrialistas que a su vez son conocidos cofrades de la ciudad. Para formar una peña que rescate aficionados de siempre y asimismo puedan organizarse actos culturales, de índole deportivo pero también cofradieros y de otros géneros.

Algo se ha movido

La iniciativa ha tenido una gran acogida entre los convocados. Algo se ha movido en la pulsión del sentimiento blanquiazul. Ningún interés crematístico de nadie, ninguna plataforma de lanzamiento personal: sólo una acción cultural en pro de la reanimación y del rescate de tantísimos seguidores de este club que es historia viva del fútbol jerezano. Este pasado viernes día 28 se presentó en sociedad esta peña. Fue la Casa de Hermandad de las Viñas -la Exaltación- la que acogió un acto sencillo pero cuajado de chorreones de reconocimientos emocionales.

En una nota emitida por los impulsores de la idea se afirma que “la siguiente peña nace con el fin de acercar al jerezano a nuestro equipo, pero en especial al industrialista aletargado, que fue numeroso en tiempos anteriores de nuestra Historia y de despertar de nuevo la emoción por el escudo del catavino y la venencia. Encender de nuevo la llama del industrialismo en ellos que, debido también a nuestra condición de cofrades, vivimos de manera más pasional. Construir desde los recuerdos de nuestro glorioso pasado, un futuro prolífico para los intereses del Industrial”.

Una mesa redonda sirvió de hilo conductor, de pistoletazo de salida, de la peña ‘Siempre de frente’. En la misma intervinieron destacados industrialistas como Juan García Suárez, Juan Sevillano Camacho, Ignacio García Pomar, Eugenio Vega Geán, Juan Manuel Queijo Vega, Juan Antonio Carmona Otero y Jesús Lucena Ortega. Con tal plantel de históricos el contenido de dicho debate profundizó en buena parte de la Historia del club, con sus vicisitudes y sus triunfos deportivos. Cundió la esperanza de una nuevo oxígeno en pro de ese equipo tan elegante, tan luchador y tan de Jerez.

Nace en Jerez la peña industrialista ‘Siempre de frente’