sábado 27/11/21

Nolito y De Jong regalan al Sevilla una victoria por su cumpleaños

El Sevilla, que cumplía 130 años como institución, volvió a reencontrarse con la victoria en el Sánchez Pizjuán ante un Granada que suma ya casi cuatro meses sin ganar a domicilio
Foto: Sevilla FC
Foto: Sevilla FC

Nolito y De Jong regalan al Sevilla una victoria por su cumpleaños

El Sevilla, que cumplía 130 años como institución, volvió a reencontrarse con la victoria en el Sánchez Pizjuán ante un Granada que suma ya casi cuatro meses sin ganar a domicilio

El Sánchez Pizjuán volvió a ver una victoria de su equipo casi dos meses después tras vencer al Granada gracias a los goles de De Jong y Nolito en el primer tiempo. El Sevilla, que contaba con su once de gala, se mostró muy sólido y frenético a la contra en un partido clave para afianzarse en los puestos de Champions League.

El Sevilla comenzó el partido con mucho ímpetu. No habíamos llegado todavía a los tres minutos de partido cuando los locales avisaron con un potente tiro a la madera, cortesía de un Lucas Ocampos al que echaba muchísimo de menos el Sánchez Pizjuán.

El primer gol del partido no se hizo esperar y a los dos minutos los locales ya iban por delante en el marcador. El gol fue obra de un gran cabezazo de De Jong, que terminó de conectar una gran jugada fabricada por Lucas Ocampos y Jesús Navas, quién sirvió un balón a la cabeza del holandés para que pusiera bocabajo Nervión.

Esa euforia producida por el gol no tardó ni dos minutos en esfumarse y convertirse en enfado colectivo. Ante una falta lateral, el colegiado Hernández Hernández decidió pitar penalti sobre Antonio Puertas, sin embargo, el VAR le hizo rectificar su acción y la falta tuvo que volver a botarse sin peligro para los locales.

Llegados al ecuador de la primera mitad el Sevilla comenzaba a encontrarse cómodo en el partido. Los de Lopetegui respondían a los tímidos intentos ataques del Granada con rápidas transiciones que metían el miedo en el cuerpo en los visitantes.

El Sevilla hizo buenos los minutos de buen fútbol que estaba mostrando y en el minuto 33 Nolito culminó una rápida contra batiendo a Rui Silva con una sutil ‘picadita’ con su pierna menos buena para poner el segundo en el marcador.

Al descanso, el marcador no se movió y el Sevilla dominaba en todas las facetas del juego en detrimento de un Granada que sufría ante la electricidad de Ocampos y la profundidad de Reguilón y Jesús Navas, principales armas de los de Lopetegui en un plácido primer tiempo.

En el descanso ambos entrenadores decidieron mover ficha. Lopetegui decidió apostar por el control, dando entrada a Gudelj por el ‘Mudo’ Vázquez, mientras que Foulquier entró por Yan Eteki en el lateral derecho en el equipo de Diego Martínez.

La calma y la falta de ocasiones fueron los protagonistas de los primeros compases del segundo tiempo. Los visitantes habían conseguido apaciguar la máquina sevillista y estos no terminaban de coger la fluidez en el juego de los primeros 45 minutos.

Poco a poco, los locales fueron cogiendo esa chispa que le había dado los dos goles al comienzo del partido. Gran parte de la culpa de que el partido volviera a despertarse la tuvo el Granada que abrió sus líneas ofreciéndole un partido de ida y vuelta a los de Lopetegui que preferían apostar por la posesión cuando el balón estaba en su poder.

Tanto control quería Lopetegui que decidió apostar por retirar a Nolito, uno de los hombres más activos en el ataque, dando entrada a Koundé para reajustar al equipo con defensa de cinco, con Navas y Reguilón actuando como carrileros, y Ocampos y De Jong en la punta de ataque.

A falta de diez minutos los hispalenses pusieron una marcha más con la intención de cerrar lo más pronto posible el partido. Una doble ocasión de De Jong despertó a un Pizjuán sumergido en el letargo de una segunda mitad que pasó sin pena ni gloria para ambos conjuntos que sellaron el partido con el mismo resultado que terminó la primera mitad.

Nolito y De Jong regalan al Sevilla una victoria por su cumpleaños