martes. 28.06.2022

Poco fútbol, arbitraje esperpéntico y punto de oro en La Juventud

El Xerez CD rescató un punto en el tramo final del partido ante el Conil cuando perdía por 0-2 con un jugador menos

Poco fútbol, arbitraje esperpéntico y punto de oro en La Juventud

El Xerez CD rescató un punto en el tramo final del partido ante el Conil cuando perdía por 0-2 con un jugador menos

Buen punto cosechado por el Xerez CD en La Juventud ante el Conil CF dado el devenir de los acontecimientos. Los pupilos de Juan Pedro Ramos ofrecieron su peor versión, aunque un arreón final a base coraje y pundonor provocó que los azulinos anotaran dos goles en los instantes finales, aún jugando con un jugador menos desde la primera mitad. La actuación del trío arbitral merece mención aparte.

El Xerez CD tenía la oportunidad de situarse en puestos de PlayOf de ascenso en caso de obtener la victoria ante un Conil CF que llegaba a Jerez sin haber estrenado su casillero de puntos.

Para la ocasión, Juan Pedro Ramos, entrenador del Xerez CD, apostaba por el mismo once que la pasada jornada consiguió un valioso punto ante el Betis Deportivo tras una gran actuación. La alineación estuvo compuesta por: Fran; Gonzalo, Salas, Isra, Ezequiel; Parra, Alberto, Naranjo, Quirós; Sergio Narváez y Pedro Carrión.

No obstante, en esta oportunidad el juego del Xerez CD no se asemejó en nada al desplegado en tierras sevillanas. Desde el pitido inicial se vislumbraba un Xerez apagado, estático y atascado a la hora de salir jugando desde la defensa.

A muy pocos minutos del comienzo, el Conil CF se adelantaba en el marcador, tras un penalti transformado por Cuenca. Ésta fue la primera decisión trascendental que tomó el colegiado, cuando decretó un dudoso penalti de Quirós sobre Juanca.

Después del gol visitante, el Xerez CD se hizo dueño y señor del balón. Sin embargo, el buen posicionamiento del Conil sobre el terreno de juego y la lenta circulación del balón por parte de los xerecistas presagiaban un porvenir negativo para los locales.

En el minuto 30' llegaba una de las grandes polémicas del partido. Sergio Narváez, escorado en el lateral, lanzaba una falta directa con dirección portería buscando sorprender al primer palo, aunque el guardameta conileño lograba sacar el balón en el límite de la línea de gol a instancias del colegiado y el arbitro asistente. Narváez protestó con insistencia entendiendo que su disparo había sobrepasado la línea y que el gol debía subir al marcador. Ante ello, el árbitro de la contienda mostraba al jugador una cartulina amarilla que a la postre sería determinante.

Poco más ocurrió en una primera mitad, donde el Xerez CD abusó de centros laterales hacia el corazón del área, que resultaron poco efectivos ante una seria defensa del Conil CF.

Justo antes del descanso, ocurrió una de las acciones más trascendentales del partido. El colegiado mostraba la segunda tarjeta amarilla a Sergio Narváez por orden directa del juez de línea que actuó en la banda donde se situaban ambos banquillos. El árbitro asistente, que se encontraba a una distancia considerable del lugar de la acción, decretó una agresión que sólo vio él.

Tras el descanso, ambos equipos salían con los mismos onces. Juan Pedro Ramos no movía el banquillo, a pesar de perder a Sergio Narváez para la segunda mitad y contar con un jugador menos sobre el terreno de juego.

En el segundo periodo continuaría el escándalo del trío arbitral. En el 55' y tras un codazo de Bonomo a Carrión, el colegiado decidía mostrar cartulina amarilla al jugador visitante.

Minutos más tarde un desajuste defensivo del Xerez CD dejaba a Expósito con el balón controlado y absolutamente sólo para correr y plantarse sólo frente a Fran. Sin embargo, Israel en una rápida cobertura neutralizaba al delantero del conjunto conileño mediante un agarrón que bien pudo significar la señalización de libre directo y posible expulsión del central xerecista. El colegiado no vio nada punible y no decretó absolutamente nada.

Acción seguida, el colegiado expulsaba al entrenador del Conil mediante orden directa del árbitro asistente, que seguía empeñado en ser el gran protagonista del partido. No contento con eso, nuevamente el juez de línea mandaba expulsar a Eli, ayudante técnico de Juan Pedro Ramos.

El Xerez CD no terminaba de encontrarse sobre el césped de La Juventud y la expulsión de Sergio Narváez lastraba aún más si cabe a los xerecistas. Tanto fue así, que en el 62' Cuenca lograba poner el segundo en el marcador y en su cuenta particular tras una gran acción individual.

En esos momentos el partido parecía insalvable para los intereses de los xerecistas, que en los minutos posteriores ofrecieron un juego apático afectados por el duro golpe del segundo gol visitante. Incluso en el 75' el Conil tuvo la sentencia definitiva, pero Joselito mandó el balón fuera cuando se encontraba absolutamente solo ante Fran.

En el minuto 83' Juan Pedro daba entrada a Juanma Aguilar en lugar de Gonzalo Márquez. Anteriormente, Juan Benítez y David Narváez habían saltado al campo en sustitución de Naranjo y Alberto respectivamente. Benítez y Narváez dieron otro aire en ataque a los azulinos.

Con la entrada de Aguilar, el Xerez CD pasaba a jugar con línea de tres en defensa y se desató en ataque en busca de la épica. En el 85' el larguero repelía un gran lanzamiento de Pedro Carrión después de una bonita acción individual. Acto seguido, el asedio tuvo premio y David Narváez recortaba distancias en el marcador mediante un remate de cabeza en la misma línea de gol.

Daba la sensación de que el primer gol xerecista llegaba bastante tarde, pero si hay algo que le sobra a este equipo es fe y corazón. La Juventud se convertía por momentos en una bombonera y con las fuerzas bajo mínimos los azulinos se iban con todo al ataque.

El Xerez CD no había dicho su última palabra y el señor Javier Ballesteros Peralta -árbitro principal del encuentro- tampoco. Esta vez, para los intereses del conjunto xerecista decretaba pena máxima en el minuto 90' de partido. Sin embargo, no mostraba cartulina amarilla al guardameta del Conil CF, autor del mismo y que hubiera supuesto la segunda amarilla para él.

De cualquier modo, Pedro Carrión transformaba el penalti con sangre fría y la locura se apoderaba de la grada de La Juventud. A base de corazón y lucha, el Xerez CD lograba rescatar un punto tras un partido muy gris, que tenía prácticamente perdido y donde el trío arbitral se hizo con un protagonismo excesivo.

La próxima jornada, el Xerez CD visitará al Atlético Espeleño donde buscará seguir invicto una semana más, aunque deberá ofrecer su mejor versión para sacar algo positivo de Espiel.

Poco fútbol, arbitraje esperpéntico y punto de oro en La Juventud
Comentarios