lunes 16/5/22

Un rival propicio para el despegue

El Sevilla Atlético se convierte en el contrincante idóneo para tratar de recuperar la buena senda perdida

No hay rival fácil por fácil que parezca. Y si no que se lo pregunten a los aficionados amarillos que se las prometían muy felices antes del último encuentro en Carranza frente al Lorca. Sin embargo, luego, pese al dominio y las ocasiones no consiguió perforarse la meta contraria.

Ese divorcio con el gol -ni un solo tanto en los últimos tres partidos y en todas las salidas de la segunda vuelta- ha traído como consecuencia perder la privilegiada plaza de ascenso directo y observar como los perseguidores se acercan y la clasificación se comprime. Estas dos últimas jornadas han metido a varios equipos en la pelea que parecían descartados.

El próximo sábado a las 20:00 horas visita Carranza, el Sevilla Atlético el peor conjunto hasta ahora de la categoría. Si los números del Lorca antes de su reciente visita eran muy malos -un solo punto en la segunda vuelta-, el filial hispalense ostenta el dudoso honor de superarlos, ya que ni siquiera ha inaugurado su casillero de puntos desde que inició la referida segunda vuelta.

La entidad nervionense ha rechazado continuar apostando por el segundo equipo. Tras la excelente campaña pasada, varios de los pesos pesados salieron del club. En primer lugar, el técnico, Diego Martínez, uno de los grandes artífices del milagro obrado por los chavales en la 2016-2017.

Junto a él se marcharon algunos de los baluartes de la entidad. Diego González al Málaga, Ivi al Levante, unido a Borja Lasso que subió al primer equipo y que en el mercado de diciembre acabó recalando en el Osasuna.

A ello se ha unido el bajo rendimiento de futbolistas que sostenían a la plantilla la pasada campaña como el caso de los laterales Carmona o Matos, el extremo Curro o el delantero Marc Gual, que se erigió como la gran pesadilla cadista en el partido disputado en el Sánchez Pizjuán en la última temporada. Como dato curioso, ese encuentro finalizó en empate, al igual que el disputado en la primera vuelta de este ejercicio, un resultado que debe servir como referente para evitar confianzas.

En el banquillo se mantiene Luis Tevenet. El que fuera futbolista del Sevilla o Las Palmas entre otros equipos continuará hasta final de temporada al margen de lo que siga ocurriendo en el terreno de juego, más allá de que la salvación está descartada. De momento, en Carranza no se podrá sentar en el banquillo ya que fue expulsado en el último partido ante el Sporting de Gijón disputado en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios.

Un rival propicio para el despegue
Comentarios