jueves 26/5/22

Setién: "Me sorprendería que me despidieran"

El entrenador bético se mostró muy tocado tras la humillación sufrida ante el Levante UD

Un 4-0 para nada engañoso. Fue lo que se vio en el campo y Setién lo tenía claro en rueda de prensa. No hay excusas, el Betis se encuentra más lejos que nunca del objetivo y la afición ya no cree ni en Setién ni en la plantilla para poder cobrar el milagro de volver a Europa la temporada que viene.

Una vez acabado el encuentro, el técnico tuvo que dar la cara ante los impacientes medios de comunicación que se encontraban en la sala de prensa del Ciutat de Valencia:

¿Se encuentra con fuerzas?: "Por supuesto que me encuentro con fuerzas. No hemos llegado hasta aquí porque nos caigamos en situaciones como esta. Uno lleva toda la vida en esto y sabe cómo funcionan las cosas. No son momentos fáciles, pero ya sabemos cómo es el fútbol. Sé los cambios que da y siempre uno confía cuando es optimista en que las cosas van a cambiar a mejor. La situación es difícil. Tras esta derrota tan abultada y tan inesperada porque veníamos con muchas expectativas de poder sumar y habernos quitado la losa, se nos pone más complicado el objetivo que teníamos planteado de entrar en Europa, pero seguiremos peleando mientras matemáticamente siga siendo posible".

¿Cómo es el estado anímico del equipo?: "El estado anímico es el motor del cuerpo, de todo. Ya antes de afrontar este partido, con las dos derrotas que hemos sufrido y el ambiente de tensión que se nos ha generado, no era fácil de sobrellevar. Ya lo estábamos percibiendo en estos dos días que teníamos para preparar el partido, que han sido muy pocos. Ya se veía que el estado de ánimo estaba tocado. En los primeros minutos lo hemos visto. La dificultad que teníamos para encontrar la salida desde atrás, para filtrar pases. Ellos lo han hecho bien, pero en otras ocasiones también lo hemos visto. Veíamos muchos jugadores temerosos con el balón, con desconfianza y tensión. Esto a nosotros no perjudica mucho. La llegada del primer gol nos ha puesto una losa enorme porque sabemos las dificultades que tenemos siempre para remontar un gol".

"El equipo no ha sabido sobreponerse. No ha tenido esa fluidez que hemos tenido en otros partidos, donde a pesar de perder estuvimos bien y mucho mejor que hoy. Hoy no nos ha salido nada. Nos han llegado los goles en momentos en que nos han afectado mucho. Esta situación es la que es. Hay que aceptarla y afrontar los cuatro partidos que nos quedan. Tenemos al Espanyol el lunes y trataremos de reponernos y de recuperar el estado anímico de los futbolistas para que sigan sintiéndose tan buenos como lo hemos sido muchas veces este año".

Posible destitución como entrenador del Real Betis: "No es algo a lo que yo tenga que contestar. Yo estoy convencido de que voy a seguir. Es verdad que el Club está en una situación difícil porque tiene que soportar mucha presión, pero de esta situación ya hemos hablado en algunas ocasiones. Nos gustaría a todos que las cosas salieran mejor, pero a veces los proyectos y las expectativas que uno se crea a veces no se cumplen. Tras un resultado como este hay pocas cosas convincentes que uno pueda decir. Nosotros seguimos confiados en lo que estamos haciendo. Ahora es difícil pero este proyecto entiendo que tiene futuro".

¿Le sorprendería que le dijeran que le despiden mañana por la mañana?: "Por supuesto que me sorprendería".

¿Entendería una destitución tras este resultado?: "Asumo con humildad las situaciones. De la misma manera que tampoco me vengo arriba cuando las cosas han ido bien. Entiendo que hay que apechugar y uno tiene que sobreponerse. Llevo entre jugador y entrenador cerca de 1.000 partidos. Sé cómo funcionan estas cosas y el fútbol. Es cierto que no es agradable y es comprensible que una gran parte de la afición critique a su entrenador porque los resultados no van bien. Estoy preparado para esto. Me gustaría que las cosas se analizaran un poco más allá del resultado. Pero sé lo que es y cómo se funciona. Estoy todavía ilusionado con este equipo y este proyecto".

"Estoy fuerte mentalmente para seguir y avanzar, aunque haya épocas o fases tan difíciles de entender como esta que estamos atravesando. Creo que hay muchas cosas que este Club y este equipo han conseguido en estos dos años. Yo seguiría hacia adelante. No obstante, el Club no es mío y las decisiones no las tomo yo".

Ánimo de los futbolistas: "Se reducen los partidos, el número de puntos que puedes conseguir y te alejas más. Cada vez es más complicado, pero matemáticamente todavía estamos ahí. Creo que es verdad que el equipo hoy ha dado una imagen muy pobre y todo tiene que ver con el estado de ánimo. El otro día, aun perdiendo, el equipo dio unas sensaciones extraordinarias. Es verdad que ahora te quedas con las derrotas, pero ante el Valencia y el Sevilla no merecimos perder. Contra el Valencia acabamos tirando 23 veces a portería, 18 o 19 veces más que el rival, a un equipo que defiende tan bien".

"Creo que las tendencias sí son importantes, no en cuanto a los resultados, sino a las sensaciones. Creo que las sensaciones de los otros dos partidos fueron muy buenas, aunque los resultados no fueron buenos. Hoy el resultado y las sensaciones son muy malas, pero es un partido. Hay que esperar a ver si somos capaces de reponernos ante el Espanyol, sacar el orgullo, sobreponerse a esta situación y animar a los jugadores que son los que nos tienen que sacar esto adelante".

Levante UD: "Me ha sorprendido la eficacia. Es verdad que no le puedo valorar hoy en su justa medida porque nosotros hemos estado muy por debajo de nuestras posibilidades. A veces no sabes si es por culpa del rival o por tu culpa. Pero hoy mi equipo ha demostrado que no estábamos bien. Hemos ido dos marchas menos por detrás del Levante. El estado de ánimo es fundamental y ahora mismo estamos caídos. Afrontar este partido nos ha costado mucho, con muy poco tiempo para recuperarnos del mazazo que nos llevamos el otro día y lo hemos acusado. Esta es la realidad".

Setién: "Me sorprendería que me despidieran"