lunes 6/12/21

El Sevilla FC conquista el Benito Villamarín en una noche para olvidar del Real Betis

La expulsión de Guido Rodríguez a los 45 minutos de encuentro fue un punto de inflexión en El Gran Derbi que se terminó llevando el Sevilla FC gracias a los goles de Marcos Acuña y Hector Bellerín en propia puerta

Gol de Acuña en el Real Betis - Sevilla FC
Gol de Acuña en el Real Betis - Sevilla FC

El Sevilla FC se llevó El Gran Derbi ante el Real Betis en el Benito Villamarín. Después de un primer tiempo marcado por la igualdad, el partido cambió de rumbo con la expulsión de Guido Rodríguez al borde del descanso. Tras la reanudación, los de Julen Lopetegui hicieron patente esta superioridad numérica con los goles de Marcos Acuña y Hector Bellerín (pp), que confirmaron la superioridad sevillista ante el equipo de Manuel Pellegrini en una noche para olvidar en Heliópolis

El derbi 135 entre Real Betis y Sevilla FC tenía un color más especial que nunca por la vuelta de los espectadores al Benito Villamarín en El Gran Derbi, que justo desde hace dos años no sentía esa atmósfera envolvente que solo produce el derbi sevillano.

Tal y como se auguraba en la previa, el partido iba a comenzar con intensidad, lo demostró Guido Rodríguez, que después de una primera entrada a Fernando y una segunda a Rakitic, iba a marcarse a los diez minutos con tarjeta amarilla para el resto del partido. Una tarjeta que a la postre iba a ser crucial para el devenir del encuentro.

Con el Sevilla llevando el peso del partido durante los primeros minutos, el Betis se vio relegado a verlas venir y esperar su oportunidad. Así fue como llegó la primera jugada peligrosa del partido, que cayó del lado verdiblanco con un centro envenenado de Rodri al que Bono tuvo que responder despejando el balón. 

Mateu Lahoz expulsó a Guido Rodríguez al borde del descanso

A los 26 minutos, Fekir tuvo en su mano terminar de convertirse en héroe para la parroquia verdiblanca, que en la previa había mostrado su apoyo al jugador tras su expulsión ante el Bayern Leverkusen. El francés tiró a la barrera una inmejorable falta directa al borde del área que podía haber supuesto el primer gol del partido. En la réplica, un cabezazo de Ocampos a punto estuvo de poner por delante a los suyos, pero se marchó rozando el larguero de Bravo.

Real Betis Sevilla FC Fernando

El Betis parecía dar signos de mejora en el partido ante un Sevilla que se vio sorprendido por un gol de Hector Bellerín, anulado por Mateu Lahoz por fuera de juego a los 37 minutos. Sin embargo, el peor de los escenarios se hizo realidad para el Real Betis con la expulsión de Guido Rodríguez al borde del descanso por doble amarilla tras una entrada a Rafa Mir para parar un contra golpe.

Marcos Acuña dinamitó El Gran Derbi 

Con el mazazo de la expulsión, Manuel Pellegrini tuvo que reordenar a su equipo tras el descanso. William José fue el hombre sacrificado por el chileno, dando entrada en su lugar William Carvalho para ocupar el mediocentro, dejando a Fekir como única referencia en la delantera. 

Como era de esperar, el Sevilla terminó de hacerse con el control del juego. Con un hombre más sobre el césped, los de Julen Lopetegui comenzaron a encontrar con más facilidad el área verdiblanca. Acuña y Ocampos tuvieron las más claras de los primeros minutos del segundo tiempo, pero los argentinos, a la primera, no lograron materializar sus oportunidades.

Cuando más superior estaba siendo el Sevilla, el fútbol le dio su premio en forma de golazo de Marcos Acuña. El argentino enganchó un misil desde el borde del área para poner por delante a los de Nervión en el Benito Villamarín a los 55 minutos de juego.

Los momentos siguientes al gol se convirtieron en un absoluto monólogo del Sevilla, que anuló por completo a un Betis que no lograba retener la posesión y que se vio obligado a resistir las embestidas de los de Nervión que manejaban a su antojo el juego.

Un gol de Hector Bellerín en propia puerta terminó de decidir el partido

Pero el Betis no iba a rendirse tan pronto. Pese al apagón general del primer tramo del segundo tiempo, los verdiblancos intentaban ver la luz mediante la inspiración de Fekir, que se vio más solo que nunca en la parte ofensiva. Fue en una de estas cuando Álex Moreno pudo cambiar el rumbo del partido, pero la más clara de toda la segunda parte para el Betis se fue por el desagüe tras el desviado tiro del lateral bético.

Real Betis Sevilla FC Montiel Alex Moreno

Un derbi sin polémica no iba a ser un derbi, y es que Joan Jordán podría haber sido expulsado por doble amarilla tras una entrada a destiempo a Fekir que Mateu Lahoz no consideró suficiente, pero que para Julen Lopetegui fue motivo más que suficiente para sustituir al centrocampista en la siguiente jugada.

A falta de diez minutos, el Sevilla FC iba a dar el golpe definitivo al partido. En una jugada por la banda derecha, Ocampos iba a meter un envenenado centro que iba a propiciar el gol en propia puerta de Hecto Bellerín

Con uno menos y con un marcador de 0-2 por delante, el Betis aguantó el duro trago que se vivió en el Villamarín en los últimos minutos, donde los 600 sevillistas que se trasladaron hasta Heliópolis vivieron su particular fiesta mientras el partido agonizaba y el estadio se vaciaba a cuenta gotas. Así, El Gran Derbi iba a llegar a su agónico final para un Betis que se vio superado por el Sevilla FC en todos los aspectos tras la expulsión de Guido Rodríguez.

El Sevilla FC conquista el Benito Villamarín en una noche para olvidar del Real Betis