viernes 14/5/21

El Sevilla FC se mete en la pelea tras un festival de goles en Balaídos

El Sevilla FC reina en la locura de Balaídos y da un paso firme hacia la Champions League, en la que ya está prácticamente clasificado, y sueña por algo más en LaLiga

Koundé y Fernando durante el Sevilla FC - Celta de Vigo
Koundé y Fernando durante el Sevilla FC - Celta de Vigo

Sevilla FC y Celta de Vigo nos han regalado uno de los mejores partidos de LaLiga en lo que llevamos de temporada. Un 3-4 con muchos matices pero que, sobre todo, supone un golpe de autoridad del Sevilla FC en su lucha por sellar la Champions League y por qué no, soñar con algo más de aquí a final de temporada. En un partido que comenzó ganando y que se dejó remontar, el Sevilla FC terminó castigando los errores en defensa del Celta de Vigo para terminar cerrando el partido con un gol de Papu Gómez, que demuestra que este Sevilla nunca se rinde. 

El Sevilla FC, consciente de la importancia del partido, actuó con contundencia al poco del inicio. A los seis minutos de juego, Jules Koundé saltó más que nadie en el área para rematar un córner botado con música por Marcos Acuña. Pese a la estirada de Iván Villar, el central francés puso el 0-1 en el luminoso de Balaídos.

El gol propició aún más intensidad e ímpetu por parte de los dos equipos. El partido entró en un ida y vuelta que terminó beneficiando al Celta de Vigo. El mismo Jules Koundé, que había puesto por delante a los suyos, trabó a Santi Mina dentro del área, lo que propició el gol de Iago Aspas desde los once metros. El de Moaña no falló y batió a Bono con un penalti seco al centro de la portería.

En cuestión de tres minutos, el Celta de Vigo dio la vuelta al marcador. De nuevo Iago Aspas, otra vez el capitán para salvar a los suyos. A la contra, Denis Suárez dejó solo al delantero ante Bono, que batió a placer a Bono para sellar una remontada exprés. 

El Sevilla, que no perdió comba pese a los dos goles seguidos, continúo llevando el peso del partido y Fernando salió al rescate para firmar un golazo desde fuera del área. El disparo del brasileño se topó con Aidoo, dificultando así la parada de Villar, que poco pudo hacer para parar el zapatazo del centrocampista.

Koundé y Fernando durante el Sevilla FC - Celta de Vigo

Al borde del descanso el partido siguió confirmándose como un auténtico partidazo. El Celta de Vigo maquinó una buena jugada entre Denis Suárez y Brais Méndez, que puso el 3-2 en el marcador con una espectacular picada a Bono. Los jugadores sevillistas se quejaron de una falta previa en la jugada, pero el colegiado no requirió la intervención del VAR y validó el tanto local. 

Rakitic hizo el empate y el Papu firmó la remontada

El segundo tiempo comenzó mucho más ordenado que el primero. Después de cinco goles lo normal era que las aguas se calmasen un poco. El Celta agobiaba en la presión a un Sevilla que no se sentía para nada cómodo en el partido. Apenas un tiro de Suso y un remate de Tapia fue lo mejor que nos regalaron los primeros minutos de la segunda mitad.

Sin embargo, este Sevilla no se cansa de competir en ningún momento. Casi en la primera ocasión clara, Ivan Rakitic no perdonó ante Iván Villar un balón muerto dentro del área tras un centro de En-Nesyri. Con el 3-3 el partido entró en otra fase. 

Pudo Iago Aspas cambiar el devenir del partido tras un estrepitoso fallo de Acuña, pero esta vez, Bono se hizo grande y tapó la definición del delantero gallego. Pese al susto, el Sevilla era el encargado de llevar el peso del partido, pero las ocasiones no terminaban de llegar. 

Esto fue así hasta el minuto 75. El Sevilla nunca se rinde y eso no se puede negar. El Papu Gómez, que hacia unos minutos que había entrado en el partido, se convirtió en el héroe de la noche con un gol de mucho mérito para poner el 3-4 en el marcador. Su particular baile vino después de una definición de crack y que valía una remontada de oro para el Sevilla FC.

Gol del Papu Gómez en el Sevilla FC - Celta de Vigo

Finalmente, los rojiblancos sellaron una importantísima victoria, que bien podría valer una clasificación a la Champions League. Así, el Sevilla FC sale más reforzado que nunca después de una victoria de mucho mérito y que le permite soñar por qué no por algo más en la lucha con Atlético de Madrid, Real Madrid y FC Barcelona en LaLiga.

 

El Sevilla FC se mete en la pelea tras un festival de goles en Balaídos
Comentarios