lunes 16/5/22

Valladolid, prueba de fuego propicia para recuperar la senda del triunfo

El Cádiz afronta la primera de sus seis finales en el terreno de un rival directo

Seis finales seis. Y algunas con más trascendencia que otras al tratarse de un rival directo. Es la que toca este sábado 28 de abril, a partir de la cuatro de la tarde, en el estadio José Zorrilla. El Cádiz rinde visita a un rival directo, el Real Valladolid, uno de los conjuntos llamados a pelear por estar en los puestos que dan acceso al play-off.

Partidos de esos que se vienen denominando de cuatro puntos. Precisamente esa es la diferencia que existe actualmente en la tabla a favor de los de Cervera. Una victoria la doblaría teniendo en cuenta que en casa se ganó en la ida, un empate lo dejaría todo como está -más el punto del average- y una derrota acercaría peligrosamente a los de Sergio González en la tabla.

La acumulación de encuentros comienza a hacer de las suyas y las lesiones aparecen en el peor momento. Es lo que tiene estar peleando por grandes objetivos. De esta manera, el técnico amarillo no podrá contar para esta trascendental cita con uno de los baluartes defensivos como Kecojevic y con la bala de la banda izquierda Álvaro García.

Deja Cervera también sin viajar a Jona que, después de haber disfrutado de varias titularidades consecutivas, se cae de la lista. Es lo que tiene la eterna pelea con el gol de los amarillos, un desencuentro que obliga a ir probando diversas alternativas. El día del Sporting fue Barral, esta tarde ya veremos a quien le toca.

En relación a ese partido, el centro del campo se verá fortalecido con la presencia de Álex Fernández, pieza clave también en los esquemas del preparador amarillo y que se perdió el último choque con sanción.

Enfrente, un conjunto que, pese a contar entre sus filas con el pichichi Mata, no ha conseguido enlazar esa necesaria racha de victorias consecutivas para situarse en los lugares de privilegio. Precisamente, el referido Mata será la gran ausencia en el once vallisoletano. En este sentido, Antoñito podría tener su oportunidad.

Prueba de fuego en terreno de un rival directo y una nueva oportunidad para tratar de quebrantar esa alarmante sequía goleadora fuera de casa. Muy cerquita de Pucela, concretamente en León, se marcó el único tanto que otorgó la única victoria a domicilio en toda la segunda vuelta. Ojalá hoy caiga alguno más y, sobre todo, que sirva para traerse los tres puntos.

Valladolid, prueba de fuego propicia para recuperar la senda del triunfo
Comentarios