lunes. 03.10.2022

La forma en la que nunca debes descongelar el marisco que compras en Alcampo para Navidad

Si quieres salvaguardar el mejor sabor de las gambas, mejillones, cangrejos, cañaillas... que has comprado en el supermercado, es mejor que sigas estos consejos
Pescadería en Hipermercado Alcampo 2
La forma en la que nunca debes descongelar el marisco que compras en Alcampo

Muchas son las familias que aprovechan los ingresos extras del mes de diciembre, o al menos la osadía de comprar un poco más, para adquirir productos exquisitos y más costosos de los que se consumen con regularidad, y este es el caso de los mariscos; pero una vez hecho el gasto, lo más importante es aprender a conservarlos adecuadamente, algo que conocen muy bien en Alcampo, por eso he querido indicarte la forma en la que nunca debes descongelar el marisco.

La gastronomía mediterránea de Jerez de la Frontera y de la mayoría de las provincias de España, muestra su experiencia en la presentación y cocción de los mariscos, pero en ocasiones, cuando los preparamos en casa no tienen el mismo sabor de un restaurante 5 estrellas, o incluso de los propios cocidos en la sección de Pescadería del Alcampo, y todo se debe a este proceso de congelación y descongelación que tiene sus trucos.

La forma en la que nunca debes descongelar el marisco que compras en Alcampo para Navidad

¿Cómo congelar un marisco?

Antes de explicar la manera adecuada en la que debes descongelar un marisco y, por ende, lo que nunca debes hacer al descongelarlo, es menester que se dejen claros algunos puntos básicos previos a la congelación y a los pasos siguientes.

No importa de qué mariscos estemos hablando, cualquiera de ellos se puede congelar por un tiempo no mayor de 2 semanas, pues solo de esta manera estaremos seguros de que los alimentos mantendrán sus propiedades nutricionales y su exquisito sabor intactos.

La temperatura adecuada es de aproximadamente 18 grados centígrados bajo 0, o menos, porque si no se mantiene esta temperatura se corre el riesgo de perder minerales o de una descomposición antes del tiempo indicado.

La forma en la que nunca debes descongelar el marisco que compras en Alcampo para Navidad

Es sumamente importante que los mariscos estén muy frescos antes de proceder a congelarlos, no es recomendable congelar y descongelar en más de una ocasión, así que pendiente con este dato.

Ahora bien, el tipo de marisco sí que resulta determinante para establecer la mejor manera de congelar. Así, tenemos que:

Ostras

Lo más recomendable es comerlas al momento. Nada más rico que merendar una de estas delicias del mar directamente extraídas del mismo, pero si decides congelarlas, ten en mente que su sabor no será el mismo.

Crustáceos

Algunos crustáceos como el bogavante, el centollo, en cangrejo, la cigala, la langosta, nécora, etc., deben ser cocidos para luego poder congelarse, pero basta con hervirlas un poco en agua dulce. Luego deberás dejar enfriar a temperatura ambiente, aislarlas bien en algún papel envolvente o bolsa plástica resistente y que pueda ser bien sellada para evitar la entrada directa del aire frio.

Moluscos y otros crustáceos

Por su parte, los moluscos y algunos otros crustáceos como el camarón y los langostinos, no requieren de preparación previa, pueden ser almacenados directamente desde el mar al congelador.

La forma en la que nunca debes descongelar el marisco que compras en Alcampo para Navidad

En este caso lo más importante es que se trate de moluscos frescos y limpios, y que sean bien almacenados en algún recipiente hermético o bolsa plástica de buena calidad y sellada.

¿Cómo descongelar un marisco?

Entonces, habiendo ya dejado bastante claro el proceso de congelación de cada uno de los tipos de mariscos, veamos lo que debes y lo que no debes hacer al momento de descongelar para iniciar la preparación, degustar los ricos platos que puedes realizar con ellos y que son típicos de las navidades españolas.

Con cualquiera de los casos anteriores, ya sea que se trate de los mariscos que se cocinaron previos a la congelación o no, lo más eficiente es dejarlos descongelar en la nevera; puedes colocar la bolsa o el recipiente en otro de mayor tamaño para evitar el desprendimiento de agua por todo el electrodoméstico, y esperar a que estén completamente descongelados para proceder a su cocción.

La forma en la que nunca debes descongelar el marisco que compras en Alcampo para Navidad

En el caso de los mariscos que se congelan crudos, también puedes dejarlos descongelar a temperatura ambiente, pero en este caso deberás estar muy al pendiente de cuáles son las temperaturas que se manejan en la temporada. Ahora, estando en invierno, como es el caso, no es tan importante este punto.

Un dato muy particular es que algunas personas recomiendan que si el marisco tiene cáscara es menester introducirlos unos minutos en agua fresca para que se adapten mejor a la temperatura y el proceso de descongelarlos sea mucho  más eficiente. 

Lo que no nunca debes hacer al descongelar un marisco

Lo que definitivamente nuca debes hacer al descongelar un marisco, independientemente del tipo de congelación o del tipo de marisco del que se trate, es sacarlo directo del congelador a la olla de cocción; de esta manera los mariscos se cocinan de forma dispareja, mucho más por fuera que por dentro, se pierde su jugosidad y se corre el riesgo de servir un producto crudo en su interior y causar enfermedades.

Datos importantes al cocinar mariscos

En otro orden de ideas, un punto que debes tener muy en cuenta al momento de cocinar mariscos, es que los mismos son portadores de muchas bacterias y parásitos, por lo que su proceso de congelamiento, descongelamiento, limpieza y cocción deben ser muy eficientes y minuciosos, tomando en consideración las recomendaciones de los expertos y de las autoridades competentes en materia de salubridad.

Así, debemos considerar limpiar bien el producto al comprarlo, utilizando para ello mucha agua templada con algunas gotas de limón, y respetar en todo momento la regla de la frescura y de los procesos de congelación y descongelación.

Para evitar que este tipo de alimentos se dañe intempestivamente, lo ideal es adquirirlo muy fresco, llegar a casa y cocinarlo; pero si requiere mantenerse, entonces el proceso para congelarlo debe iniciarse apenas llegas de la tienda, evitando descongelar nuevamente, a menos que se vaya a utilizar el producto.

Además, es necesario lavar las manos y los utensilios de cocina de forma constante, algo de suma relevancia no solo con los mariscos, sino en todo proceso de elaboración de platos de cocina.

Finalmente, ten en cuenta la forma en la que nunca debes descongelar el marisco, porque ello te asegura que no cometas los peores errores de tu vida como cocinero y que no se produzcan enfermedades como intoxicaciones, malestares estomacales y que se desarrollen condiciones a partir de esos inconvenientes; por lo demás, ¡disfruta de tus mariscos esta navidad! y consiente a los tuyos con un rico manjar digno de los dioses.

La forma en la que nunca debes descongelar el marisco que compras en Alcampo para Navidad