lunes 20/9/21

Cómo ser un auténtico león de ventas

El empresario sevillano Javier Ramos cuenta su experiencia profesional en el marketing y la captación de clientes a través de su marca personal
Javier Ramos
Javier Ramos

Un buen profesional se forja a sí mismo. Con la mecía cortita (propia de todo sevillano) y la vara que mide el sacrificio y la pasión por lograr, paulatinamente, propósitos empresariales, amén de un acumulado flujo de experiencias que vislumbran el camino a seguir. Un camino marcado por un hambre voraz, propio de un león que, con tal denominación y como auténtico rey de la sabana, aspira a ahondar en el corazón de todo cliente y contagiar la misma devoción que muestra en cada rugido.

Así transcurre la historia de Javier Ramos, profesional del marketing digital y director de la agencia GF Publicidad cuyo amor por las ventas lo incentivó a emprender con sólo 22 años para sacar adelante una academia de formación, especializada en ventas, con no otro objetivo que contagiar esas ganas que todo mentor desea impregnar en todo discípulo.

Bajo la premisa “el marketing lo es todo”, Javier Ramos, inseparable de su marca personal León de Ventas asevera la importancia de un ámbito que considera esencial para el día a día de cada persona. “Todos vendemos en nuestra vida de alguna u otra manera y el marketing nos ayuda a potenciar nuestra marca y sobre todo a que nuestro mensaje y nuestro propósito cale en la vida de las personas”.

Desde hace 15 años…

Soy empresario enamorado de las ventas, el marketing y toda la estrategia que ambos campos conllevan. Empecé mi carrera empresarial montando una academia de formación donde dábamos cursos de ventas para empresas. Hace 6 años decidí cumplir mi sueño que era crear mi agencia, GF Publicidad, y a día de hoy seguimos creciendo y creando estrategias para empresas y digitalizando empresas.

Desde el pasado año decidí cumplir con mi otro propósito a través de mi marca personal, León de Ventas, y mi objetivo no es otro que mentorizar a emprendedores y empresarios de forma individual para que consigan el éxito y acompañarlos en ese camino. Para ello creamos estrategias y funnels de ventas que les permitan ir escalando en su negocio y además trabajamos un área que me apasiona como el área del desarrollo personal. Mi propósito es convertir en leones de ventas al mayor número de emprendedores y empresarios posibles.

¿Por qué el marketing?

Sinceramente muchas de las personas de mi entorno me dicen que por qué no estudie para abogado, la verdad que es un área que me gusta y entiendo de algunas materias. Pero realmente mi pasión por entender la psicología humana y por vender me han llevado al Marketing. El marketing lo es todo, realmente todos nos vendemos en nuestra vida de alguna u otra manera y el marketing nos ayuda a potenciar nuestra marca y sobre todo a que nuestro mensaje y nuestro propósito cale en la vida de las personas.

Tu día a día laboral es…

Mí día a día es intenso, pero normalmente formo parte del club de las 5 a.m. de Robbins Sharma por lo que a esa hora me levanto y hago una serie de rituales personales y luego me pongo a repasar el trabajo del equipo y controlar la evolución de los clientes.

Posteriormente me dedico a atender a clientes, hablar con ellos y entenderlos, para por la tarde tener reuniones con el equipo y pensar en qué estrategias de marketing y ventas son las mejores para mis clientes. También una gran parte del tiempo de la semana la dedico a cumplir con mi propósito que es mentorizar a personas extraordinarias con las que tengo el placer de trabajar y aprender de ellas.

¿Por qué hay negocios que a día de hoy no han dado el salto al mundo digital?

Sinceramente yo siempre digo que hay mucho analfabetismo en el mundo empresarial. Normalmente las empresas dedican el 60% de su tiempo a la producción, un 30% a las operaciones y un 10% al marketing, es decir, lo piensan de pasada.

Realmente cuando un empresario entienda que el marketing lo es todo para su negocio y que debería de dedicarle un 60% de su tiempo y un 20%/20% al resto de menesteres, será cuando su negocio empiece a funcionar.

El 97% de las empresas que se constituyen no llegan a los 10 años de actividad con su negocio y esto es principalmente porque no se han dedicado a pensar en cómo potenciar su marca y en cómo solucionar los problemas de sus clientes.

El marketing es pensar en tu cliente y solucionar sus problemas. Y hoy en día hay muchas empresas que miran más por su cartera por sus clientes.

Este es el principal motivo por el que la gente hoy no se digitaliza, ya que el mundo digital requiere de mayor exposición de una marca y una persona, y esa exposición debe estar enfocada a resolver los problemas de las personas relacionado con tu producto o servicio.

¿Cómo debe una empresa dar el salto como negocio digital?

Lo primero que debe tener una empresa para dar el salto al mundo digital es conciencia. Conciencia de que esto no es un gasto y sí una inversión, es decir, tu principal objetivo al digitalizarte es conocer perfectamente a tu cliente ideal y crear contenido de valor que le aporte seguridad a la hora de resolver sus problemas y objeciones en referente al producto y servicio que ofreces.

Si realmente quieres dar el salto con éxito al mundo digital, tienes que entender que esto no va de números y sí de personas, es decir, tienes que ayudar con tu producto y servicio a las personas de una manera honesta.

Javier Ramos Javier Ramos 

Lo más importante para ti hacia un cliente es…

Para mí lo más importante es que el cliente entienda qué es el marketing. Realmente no solemos trabajar con personas que no tengan claro que el marketing para nosotros es una filosofía basada en un crecimiento de su marca.

Nosotros en la agencia trabajamos para construir marcas sólidas en el tiempo y que cuando cumplan 10 años en el mercado, no sean de ese 97% de empresas que fracasan.

Un cliente debe saber que su objetivo principal es solucionar problemas a sus clientes con sus productos y servicios. Para eso mi agencia de marketing y yo trazamos planes estratégicos con el fin de hacer tener una marca consolidada en el mercado.

Cuéntanos un poco sobre tu estrategia personal

Mi estrategia se basa en el AVATAR, el avatar es tu cliente ideal y todas mis estrategias se basan en conocerlo perfectamente y saber qué necesita y cómo lo puedo ayudar para que su vida sea más fácil y sencilla.

Esto que te cuento debe ser lo principal en cualquier estrategia de marketing y es donde suelen fallar el 95% de los negocios. Las empresas se centran en sus productos y en su producción, pero no miran lo que realmente demanda su cliente ideal.

En lo que respecta a las ventas, una de las cuestiones más importantes para ti es tu método de ventas propio ¿En qué consiste?

Bueno tengo que decir que yo no he inventado absolutamente nada y sí que he adquirido formación de grandes mentores como pueden ser Brian Tracy o Jordan Belfort, y de este último me encantó su modelo de Venta en Línea Recta.

Comparto con él que todas las ventas son iguales y que en la venta debe haber mucha persuasión y sobre todo en una misma dirección.

Pero mi sistema de venta se basa en principios, es decir, que no le vendo nada a nadie si realmente no considero que pueda ayudar a esa persona a transformar su vida.

Mi método de ventas se basa en 3 principios: Persuasión, Conocimiento del producto o servicio y Honestidad.

¿Por qué elegir a Javier Ramos y no otra marca o agencia?

Javier Ramos es la cara visible de un proyecto, pero luego tengo un equipo humano espectacular en mi agencia que encabeza mi compañero David López en el que trazamos constantemente estrategias para ayudar a nuestros clientes.

Una de las cuestiones por las que creo que una persona debe tener una sesión conmigo es porque voy a escucharla y ser muy sincero con ella, es decir, si puedo ayudarte, te diré que puedo; y si no puedo, también te lo diré.

Mi propósito es transformar a muchos empresarios y emprendedores en leones, pero para eso tienes que tener claro lo que eres y quieres.

Un buen vendedor tiene grandes valores ¿Cuáles son los tuyos?

Como bien te decía anteriormente, mi principal valor es la honestidad. Y te digo esto porque cuando te conviertes en un experto de la persuasión, esto es muy peligroso ya que la persuasión es una fina línea que te lleva a la manipulación y hay hoy en día hay muchas personas que utilizan estas técnicas para engañar a muchas personas y luego no ver el resultado que les prometen.

Para mí la honestidad, el conocimiento y la acción masiva son los grandes valores que me definen.

Cómo ser un auténtico león de ventas