miércoles 1/12/21

“El mensaje de Vox ha calado en la sociedad y nos hace sentir una gran responsabilidad”

Entrevista a Carlos Zambrano, cabeza de lista de Vox al Senado por la Provincia de Cádiz

“El mensaje de Vox ha calado en la sociedad y nos hace sentir una gran responsabilidad”

Entrevista a Carlos Zambrano, cabeza de lista de Vox al Senado por la Provincia de Cádiz

Pese al momento dulce que vive hoy día Vox, sus inicios no fueron fáciles. Sus resultados en las primeras elecciones donde concurría eran muy modestos, apenas recibían atención mediática y nadie hablaba de ellos. Hoy no es así. De aquellos tiempos, al igual que Manuel González Bazán, viene también Carlos Zambrano. Este abogado isleño con despacho propio en San Fernando y en El Puerto forma parte del equipo fundador de Vox en la Provincia de Cádiz. Nieto de un ex alcalde de San Fernando e hijo de un destacado magistrado, Carlos Zambrano no es nuevo en política, pues en 2011 concurrió a las municipales de San Fernando como número tres del extinto partido ‘Ciudadanos por San Fernando’. En 2015 fue cabeza de lista por Vox. Ahora, es número uno al Senado por la Provincia.

¿Cómo afronta el desafío político que se le plantea?

Con ilusión y mucha responsabilidad. Yo llevo en Vox varios años tratando de transmitir un mensaje. Ahora vemos que el mensaje de ha calado en la sociedad y te hace responsabilizarte aún más. Ilusión porque creemos que podemos cambiar muchas cosas. Responsabilidad porque no queremos defraudar a nadie, queremos que el mensaje que transmitimos se haga realidad, y para eso hay que trabajar mucho y hay que hacerlo con mucha seriedad.

Es del equipo fundador de Vox junto con gente como Manuel González Bazán, fueron años difíciles supongo, ¿Ha cambiado mucho la situación?

Cuando Vox nació nos miraban con caras de extrañeza y nos preguntaban qué hacíamos en un partido sin respaldo entonces. Siempre respondía lo mismo: estoy harto de estar en partidos que pese al respaldo electoral no defienden tus principios. Nos pusimos las orejeras, dijimos esto defendemos, esto pensamos y tiramos para adelante.

Eran tiempos donde los mítines eran de 15 personas, convencías a la gente tomando café de dos en dos. Poco a poco el partido ha ido creciendo y el mensaje ha ido calando.

¿Hay mucha diferencia entre el Vox Cádiz de entonces y el de ahora, el post 2D?

Es más difícil gestionar un partido con la cantidad de afiliados y estructuras que se han creado. La estructura básica hoy día somos los que hace cinco años empezamos en Vox Cádiz. Nos llevamos muy bien porque después de cinco años colaborando estrechamente tenemos una relación personal muy buena y eso nos ha permitido coordinarnos muy bien en la Provincia.

Ahora el partido es muy distinto, hay que gestionar muchos equipos. Yo soy el coordinador local en San Fernando y allí tenemos unos 11 equipos. Sobre todo tenemos problemillas de organización, pero yo estoy muy satisfecho. Para lo que son personajes ajenas a la política profesional y con sus medios propios e ilusión están sacando adelante esto estamos muy bien.

¿Cómo se sintió la noche del 2D?

Alegría, por supuesto. Vértigo, porque la responsabilidad impone. Y, sobre todo, la sensación de estar haciendo historia. De estar cambiando cosas. Quiero que el día de mañana cuando sea un anciano y mira hacia atrás vea que lo que hicimos fue útil. Ese día será uno de esos de los que el día de mañana sentiré satisfacción. Con los 12 parlamentarios obtenidos ya están empezando a cambiar las cosas en Andalucía.

Representará a la Provincia de Cádiz en el Senado, ¿Qué diagnóstico express hace de la Provincia?

La Provincia de Cádiz es un botón de muestra de gran intensidad de cómo está España. El mejor ejemplo de cuáles son los males de España. Si hay algo que defiende Vox es el sentido común y hablar claro. Y en este sentido hay que decir que la administración pública está gastando una cantidad de dinero brutal de manera absurda. Que tenemos administraciones duplicadas y triplicadas. Cádiz está sufriendo con especial intensidad las consecuencias de esa mala gestión por exceso de administraciones.

En Vox pedimos eliminar y concentrar administraciones públicas. Suprimir cargos políticos y que ese gasto se destine a servicios públicos, infraestructuras y a cosas útiles y productivas. Que revierta de manera útil en la sociedad. Queremos eliminar al ejército de enchufados y asesores que pulula alrededor de esta cantidad de políticos que tenemos. Por eso abogamos por otro concepto de la organización administrativa a nivel nacional.

Cádiz es un diamante que hay que pulir y darle valor. La situación del desempleo, de la empresa, de la industria, de la infraestructura, deja mucho que desear.

¿Cómo está afrontando la campaña?

Muchísimo trabajo. Tengo varias responsabilidades como candidato y a nivel orgánico del partido. A la ilusión y responsabilidad se une el esfuerzo. Nuestro objetivo es que la gente sepa qué es Vox, intentar salvar los obstáculos que ciertos medios afines a la izquierda están lanzando, muy manipulado y desfigurados de lo que realmente son nuestros mensajes. Queremos transmitir de nuestra boca a la gente qué defiende Vox realmente. El puerta a puerta, la calle y el contacto personal es lo que vamos a hacer ante todo.

¿Lo que más le gusta de una campaña?

Conseguir crear un equipo que se cohesiona y que luego es capaz de vencer esa vergüenza de acercarse a una persona y transmitirle nuestro mensaje. Me gusta ver cómo nuestra gente están colaborando intensamente y con ilusión para llevar nuestro mensaje cara a cara, boca a boca y de forma personal a la ciudadanía de la Provincia. Tengo que decir que la gente nos acoge muy bien y se identifica con el mensaje de Vox.

Para terminar, lance su mensaje a los electores gaditanos

Si los gaditanos de toda la Provincia quieren que de verdad cambien las cosas, si quieren llevar el sentido común a la administración y si quieren que los recursos públicos dejen de ir a la clase política para invertirlos en infraestructuras y servicios y de una manera honesta, pues que voten a Vox, porque lo que Vox va a hacer es que la administración sea honesta y trabaje para el pueblo. Que no seamos unos simples ‘paganinis’ sometidos al poder político, que sea el poder político quien se someta al control de los españoles.

“El mensaje de Vox ha calado en la sociedad y nos hace sentir una gran responsabilidad”