domingo 22/5/22

El 25% de las familias granadinas, con problemas para seguir el curso escolar

La falta de dispositivos suficientes y la la brecha digital, principales problemas para estas familias

El 25% de las familias granadinas, con problemas para seguir el curso escolar

La falta de dispositivos suficientes y la la brecha digital, principales problemas para estas familias

Una de cada cuatro familias granadinas sufre dificultades para seguir el curso escolar a distancia, principalmente por la falta de dispositivos suficientes, pero también por la brecha digital.

Así lo revela un estudio de la Federación provincial de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de Granada (Fampa Alhambra), que ha realizado una encuesta 'on line' entre casi 6.000 familias de la escuela pública para conocer de cerca los problemas que afrontan para realizar las tareas escolares durante el confinamiento.

En un porcentaje significativo de la muestra (cerca del 25 por ciento) los medios "son insuficientes". Bien porque sólo disponen de móvil, o porque no hay buena conectividad y, en la mayoría de los casos, porque el número de dispositivos en el hogar es "insuficiente", según ha informado Fampa Alhambra en una nota de prensa.

Hay que tener en cuenta que el 30 por ciento de los progenitores de la muestra está teletrabajando y el 80 por ciento de las familias encuestadas tiene dos hijos o más en edad escolar. Lo que implica que en aquellos hogares con un único ordenador haya que establecer "turnos de trabajo".

A la luz de los datos arrojados por los cuestionarios, enviados del 26 al 29 de marzo, el colectivo de madres y padres reclama a las administraciones central y autonómica dar directrices "claras y concisas" a los centros educativos para que "de manera más coordinada" se garantice el derecho a la educación de todo el alumnado.

"Pedimos un impulso decidido de la administración educativa y no dejar en manos de la autonomía pedagógica de cada centro el futuro de nuestros hijos", resalta el colectivo, que destaca algunas de las principales carencias detectadas por las familias en la citada encuesta.

Éstas hacen hincapié, por ejemplo, en que haría falta una mayor coordinación entre el profesorado para evitar la acumulación de tareas y establecer horarios preferentes. El 33,6 por ciento de las familias consideran que son "excesivas", aunque también es cierto que la mayoría, el 71,3 por ciento, valora las actividades que se están mandando.

La queja más habitual tiene que ver con los medios informáticos. Muchas familias entienden que sería más adecuado no enviar trabajo para los menores que necesiten ser imprimidos, porque carecen de impresora. Además, creen que sería una buena medida dotar de un wifi solidario y de otros medios electrónicos a los hogares que no los tengan. Lo más acertado, sugieren, sería que las tareas se mandaran por correo electrónico, al que casi todo el mundo tiene acceso.

El cuestionario, compuesto de 14 preguntas cerradas y una abierta, también arroja resultados interesantes sobre la brecha digital entre unos municipios y otros, especialmente significativa y grave en los pueblos de menos de 5.000 habitantes. De hecho, Fampa Alhambra considera que esa diferencia podría ser aún mayor "porque muchas familias de poblaciones pequeñas ni siquiera han podido acceder al cuestionario online por falta de medios".

Las familias encuestadas también echan en falta clases tutoriales 'on line', ya sea por videoconferencia, el programa 'skype' o algún otro medio similar. Un 36,9 por ciento apoya esas soluciones.

Esa misma medida, sostienen, sería todavía más valiosa para el alumnado con necesidades educativas especiales, un colectivo que a su juicio "no está siendo atendido de la manera más adecuada". El 43,7 por ciento de esos escolares "no está teniendo ningún tipo de respuesta, lo que no hace sino ahondar en las desigualdades que ya existen", mantienen.

Fampa Alhambra concluye diciendo que, aunque las familias "entienden la necesidad de adaptación a estas nuevas circunstancias", las carencias detectadas hacen necesario reclamar "un impulso decidido" por parte de la administración educativa para acabar con las diferencias y garantizar una educación para todo el alumnado.

El 25% de las familias granadinas, con problemas para seguir el curso escolar