miércoles. 01.02.2023

Estafan más de 6.000 euros a ancianos en Granada: este era el curioso método para engañarlos

Sucesos Granada: La mujer era descrita por las víctimas como una señora "de unos 60 años, baja de estatura y con el pelo corto quien siempre se presentaba como inspectora de una administración pública"
Esta es la estafa de más de 6.000 euros a ancianos fingiendo ser inspectora pública en Granada
Estafan más de 6.000 euros a ancianos en Granada: este era el curioso método para engañarlos

Nuevo delito con los mayores como blanco fácil. En esta ocasión ha tenido lugar en Granada y la protagonista es una mujer de 70 años que ha estafado más de 6.000 euros a ancianos mientras se hacía pasar por inspectora pública.

Según la información que ha podido contrastar El MIRA, la Autoridad Judicial ha decretado prisión provisional para una mujer de 70 años detenida por la Policía Nacional de Granada, con una condena anterior por hechos similares, a la que se le atribuye la presunta autoría de estafar a más de una quincena de mayores, una cantidad de más de 6.000 euros. Para ellos era una inspectora pública que trabajaba para la administración.

Policías nacionales se han encargado de la investigación
Policías nacionales se han encargado de la investigación

Por otra parte, conviene aclarar que la entrega del dinero se realizaba supuestamente "mediando engaño, una vez ganada la confianza de los ancianos y tras hacerse pasar por inspectora de diversas administraciones públicas, con el falso pretexto de mejorar las prestaciones económicas o los servicios de las más de 15 víctimas contabilizadas hasta el momento".

Finge ser inspectora pública en Granada

La mujer era descrita por las víctimas como una señora "de unos 60 años, baja de estatura y con el pelo corto quien siempre se presentaba como inspectora de una administración pública". Igualmente, el 'modus operandi' utilizado por esta mujer habría consistido en "abordar a las víctimas, siempre personas de edad avanzada, sobre todo mujeres, a las puertas de sus domicilios, lugares donde ya había recabado la información que necesitaba, tanto en buzones, como a través de vecinos o familiares o por las propios perjudicados".

Se ganaba su confianza afirmando ser inspectora de alguna administración pública", que "iba cambiando" conforme "al interés o necesidades de cada víctima, según sus relatos o la información recopilada". Acto seguido y ya en el interior de los domicilios, habría rellenado "falsos impresos en los que tomaba nota de los datos reales de los perjudicados y se ofrecía a tramitar la documentación necesaria para obtener nuevas o mejores prestaciones".

Asimismo, les habría engañado "haciéndoles creer que si pagaban una cantidad que les solicitaba en ese momento, la cual adecuaba en función de la capacidad económica de cada víctima, iban a ser beneficiarios de dichas ayudas en las mejores condiciones y, una vez obtenido el dinero solicitado, buscaba cualquier excusa y desaparecía".

Finalmente, hay que añadir que las cantidades estafadas a cada uno de los ancianos perjudicados oscilan entre los 120 y los 1.800 euros. Además, en una ocasión también habría sustraído "unos pendientes de oro y no en todos los casos investigados consiguió su propósito, ya que fue descubierta o tuvo que marcharse del domicilio para no serlo". 

Estafan más de 6.000 euros a ancianos en Granada: este era el curioso método para...