domingo 28/11/21

Científicos de Granada analizan las lavas del volcán de La Palma para explicar su erupción

El objetivo del estudio es interpretar la información que las muestras aportan sobre las condiciones y procesos que se producen en el reservorio magmático a profundidad
La lava del volcán de La Palma
La lava del volcán de La Palma

La investigadora del departamento de Mineralogía y Petrología de la Universidad de Granada Jane H. Scarrow analiza, desde las instalaciones de la Universidad de Granada y junto a un equipo de científicos, muestras de lava y tefra (piroclasto) del volcán de Cumbre Vieja de La Palma (Canarias), cuya erupción comenzó el 19 de septiembre de 2021 y aún se mantiene activa.

El objetivo de su estudio es, por una parte, interpretar la información que las muestras aportan sobre las condiciones y procesos que se producen en el reservorio magmático a profundidad, es decir, en el interior del volcán.

En segundo lugar, establecer una base de la composición del comienzo de la actividad volcánica con las lavas y tefras de las erupciones iniciales, las primeras que se produjeron, para entender así cómo el sistema magmático está evolucionado, a través del análisis de muestras de las etapas eruptivas más recientes.

El terreno de La Palma

Jane H. Scarrow ha trabajado sobre el terreno en La Palma junto a los científicos del Instituto Volcanológico de Canarias del martes 21 al sábado 25 de septiembre.

Allí, realizó un muestreo de la lava y la tefra de la primera etapa de la erupción, además de ayudar en el montaje de un laboratorio petrológico para la primera caracterización de las muestras.

La investigadora de la UGR ha traído consigo a las instalaciones universitarias de Granada dichas muestras de lava y tefra, con el objetivo de analizar su composición global y la composición de los minerales que contienen, un trabajo que desarrolla en estos momentos.

Método de trabajo

Scarrow ha realizado una difracción de rayos X para averiguar los minerales que contienen las muestras, además de emplear láminas delgadas de 30 micras con las que estudiar las rocas y los minerales gracias al microscopio y a la microonda electrónica.

También emplea la fluorescencia de rayos X para medir la composición de los elementos mayores en las rocas, el espectrómetro de masas con fuente de ionización para medir la composición de los elementos traza en las rocas, y la microsonda de electrones para medir la composición de los minerales en las muestras.

Todos ellos son recursos técnicos del departamento de Mineralogía y Petrología y el Centro de Instrumentación Científica de la Universidad de Granada.

Científicos de Granada analizan las lavas del volcán de La Palma para explicar su erupción