sábado 18/9/21

Deja morir a una yegua que necesitaba cuidados veterinarios en Granada

El mamífero presentaba una caquexia muy avanzada y una movilidad reducida por las lesiones que se le apreciaban en las patas traseras
Maltrata a una yegua en Granada sin proporcionarle cuidados veterinarios
Maltrata a una yegua en Granada sin proporcionarle cuidados veterinarios

La Guardia Civil investiga en Granada a un hombre de 55 años, sin antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de maltrato animal. Tras descubrir que habría estado dejando morir a una yegua por "no prestarle los cuidados veterinarios que necesitaba" desde hace cuatro años.

Una patrulla del Seprona de Huéscar, en el norte de la provincia de Granada, inspeccionó una explotación ganadera ubicada en el término municipal de Freila y descubrió que entre los 16 equinos se encontraba una yegua en muy mal estado, según ha informado este miércoles la Guardia Civil a través de una nota de prensa.

El veterinario señaló que el hombre hacía cuatro años que no visitaba a los animales 

El mamífero presentaba una caquexia muy avanzada y una movilidad reducida por las lesiones que se le apreciaban en las patas traseras al no haberle cortado los cascos en años. El veterinario con el que se puso en contacto la Guardia Civil señaló a los agentes que hacía cuatro años que no visitaba a los animales.

El resto de los equinos de la explotación estaban en buen estado. La yegua, no obstante, por culpa de las lesiones que tenía en las patas traseras, supuestamente "no podía pelear por la comida y estaba claramente desnutrida".

Maltrata a 60 gallos destinados a peleas

Los agentes del Seprona han constatado que el propietario de la yegua, presuntamente, estaba dejando morir al animal. La Guardia Civil, ante la evidencia de que no era así, decidieron investigar al responsable por un supuesto delito de maltrato animal.

Otro suceso similar se producía en Almería, con la detención de un joven de 34 años acusado de un delito de maltrato animal por la cría de unos 60 gallos destinados a su empleo en peleas.

Los cuales se encontraban en jaulas y a los que se había amputado la cresta, afilado sus espolones y afeitado parte del plumaje. Dos de ellos, daba su situación fueron  sacrificados en el centro zoosanitario de Almería.

Deja morir a una yegua que necesitaba cuidados veterinarios en Granada