viernes 27/5/22

La estación de esquí de Sierra Nevada permanecerá cerrada el viernes 20 de diciembre por las condiciones meteorológicas adversas, en concreto las fuertes rachas de viento y la lluvia que cae en todas las cotas, lo cual se prevé se extienda durante toda la jornada.

Los clientes afectados pueden solicitar la devolución o canje tanto de este viernes como del pasado lunes 16 de noviembre, cuando también hubo de cerrar por la climatología, según ha informado la estación de esquí en su página web, consultada por Europa Press.

El pasado 23 de noviembre, coincidiendo con el día de la apertura de la temporada 2019-2020 de esquí en la estación granadina, la apertura también se tuvo que retrasar por las adversas condiciones meteorológicas, aunque finalmente los esquiadores pudieron disfrutar de la nieve.

Con unas dos horas y media de retraso por las condiciones meteorológicas, seis pistas y cuatro remontes abrieron ese día, en el que la empresa pública que gestiona la estación invernal, Cetursa, prefirió esperar por razones de seguridad en el uso de remontes.

Avisos meteorológicos

Este viernes, el servicio coordinador de Emergencias 112 Andalucía ha informado de que ha atendido, desde el inicio del temporal por la borrasca Elsa, cuatro urgencias en la provincia de Granada, donde la Agencia Estatal de Meteorología mantiene aviso naranja por lluvias en la Costa hasta las 12,00 horas.

Serán amarillos por lluvias en las comarcas de Nevada, las Alpujarras y en la Costa, desde las 12,00 horas hasta el final de la jornada de este próximo sábado. En el caso del viento, se mantienen vigentes los avisos amarillos por viento en Nevada, las Alpujarras, la Costa, la Cuenca del Genil, Guadix y Baza.

En cuanto a las carreteras, la Dirección General de Tráfico informa de que la carretera N-323a a la altura de Campotéjar, desde el kilómetro 85 al 87 en ambos sentidos, por inundaciones. Permanece cerrada la A-4025 en Güéjar Sierra, una carretera sin tráfico habitual en la que, por carecer de tránsito rodado, la nieve no se retira.

Las fuertes rachas de viento y la lluvia obligan a cerrar Sierra Nevada