sábado 27/11/21

A la cárcel en Granada por agredir a policías e insultar a los profesores por la nota de un examen

Sucesos Granada: El joven discrepaba de las calificaciones que había obtenido en un examen y por ello se personó en el despacho de la profesora que impartía la asignatura para revisar la prueba.
Un niño ha sido condenado por agredir a policías locales en Granada
Un niño ha sido condenado por agredir a policías locales en Granada

Un acto de desobediencia y rebeldía que ya ha tenido su correspondiente condena en los tribunales. La Audiencia de Granada ha condenado a un año de prisión a un estudiante granadino que, tras sacar mala nota en un examen, insultó a sus profesores y acabó agrediendo a los agentes de la Policía Local que acudieron en auxilio de los docentes.

En concreto, la sentencia, contra la que aún cabe recurso, recoge que el estudiante ha sido condenado por un delito de atentado a agentes de la autoridad, así como por dos delitos de lesiones por los que deberá abonar una multa, además de indemnizar a los policías en 290 euros.

Todo ocurrió el 26 de junio 2019. El joven discrepaba de las calificaciones que había obtenido en un examen y por ello se personó en el despacho de la profesora que impartía la asignatura para revisar la prueba.

Insulto a los profesores

Según consta en el auto, "en actitud violenta le arrebató su examen negándose a devolverlo" hasta que no se revisaran sus notas y comenzó a proferir todo tipo de insultos tanto al director como a la jefa de estudios y al secretario del centro. El tribunal da total credibilidad al testimonio de los académicos que sufrieron y presenciaron el "lamentable espectáculo" provocado por el alumno. En su ira llegó incluso a destrozar un móvil tras lanzarlo contra el suelo.

Es por ello que el director del centro avisó a la Policía Local para que les auxiliara en la recuperación de los exámenes, pero la actitud de "hostilidad" del acusado no cesó. Los agentes intentaron sin éxito hacerle entrar en razón para que entregara los exámenes y cuando uno de ellos se acercó para quitárselos se abalanzó sobre él, lo acorraló contra unas cristaleras ocasionándose el lógico revuelo en el centro.

Conforme la tensión fue en aumento, el alumno acabó mordiéndole en el brazo para tratar de zafarse, ante lo que intervino la otra agente para auxiliar a su compañero y separarle del estudiante tratando por la espalda de colocarle un grillete en una mano, cayendo en ese momento los tres al suelo. Los agentes trataron de inmovilizarlo con "grandes esfuerzos" porque no cesaba de patalear y moverse, pero al final tuvieron que pedir refuerzo policial para colocarle los grilletes y detenerle.

Condena al estudiante

Como consecuencia del forcejo, uno de los agentes sufrió una mordedura en el brazo izquierdo y traumatismo en la rodilla izquierda; y el otro, distensión lumbar, contusiones en ambas rodillas, arañazos y dolor en los miembros superiores.

El Juzgado de lo Penal 5 de Granada condenó al estudiante a un año y medio de prisión por un delito de atentado. Pero, posteriormente y tras la presentación del correspondiente recurso, la Audiencia provincial ha rebajado a un año de cárcel y ha fijado en 200 euros la multa que deberá abonar por los dos delitos de lesiones leves, mientras que la indemnización para cada uno de los agentes ha sido fijada en 290 euros

A la cárcel en Granada por agredir a policías e insultar a los profesores por la nota...