miércoles. 17.08.2022

El presidente francés Emmanuel Macron, abofeteado durante un acto electoral

Toda la clase política, sin excepciones, ha condenado el gesto violento contra el presidente

Emmanuel Macron
Emmanuel Macron, presidente de Francia

De sorpresa, así le ha pillado al presidente francés Emmanuel Macron la bofetada recibida por parte de un hombre durante una visita electoral en el sureste de Francia. El presidente se dirigía hasta el centro de la ciudad de Valence para comer en la terraza de un restaurante; el mismo hace estacionar su coche para saludar a los ciudadanos, cuando de repente un hombre se abalanza sobre él y le golpea

Pese a la bofetada y al nerviosismo entre los agentes de seguridad, Macron siguió estrechando manos entre el público, tras el  altercado los agentes  intervenían de inmediato con la detención de dos individuos.

El suceso ha sido grabado y ha empezado a circular como la pólvora por las diferentes redes sociales, donde se puede ver a un individuo con camiseta color caqui, barba, gafas y mascarilla que parece que quiere decirle algo a Emmanuel Macron, lanzándose hacia el.

Toda la clase política, sin excepciones, ha condenado el gesto violento contra el presidente

No está del todo clara la afiliación política del agresor, ya que se ha barajado la ideología anarquista y de la extrema derecha. Mientras golpeaba al presidente, se podía escuchar al agresor gritar “Montjoie Saint Denis”, que fue el grito de batalla de los ejércitos franceses cuando el país aún era una monarquía.

El presidente pretende hacer una gira por el país, de manera intermitente, durante más de un mes, para tomar el pulso de Francia después del confinamiento y ante la reapertura casi total de los locales de restauración y ocio.

El terrible suceso muestra el clima de tensión y  violencia existente en Francia, a pocos días de las elecciones regionales y departamentales, que se celebran el 20 y 27 de junio. El primer ministro, Jean Castex, se ha referido a la agresión durante su intervención en la Asamblea Nacional, condenando el hecho de manera firme. Los diputados se han levantado y le han aplaudido.

Toda la clase política, sin excepciones, ha condenado el gesto violento contra el presidente. La líder del ultraderechista Reagrupamiento Nacional (RN), Marine Le Pen, ha calificado de "totalmente inadmisible" lo sucedido. Según ella, la contestación política nunca puede caer en esta deriva, menos aún tratándose del presidente de la República.

El terrible suceso muestra el clima de tensión y  violencia existente en Francia

La agresión ha tenido lugar justo dos días después de que el líder de Francia Insumisa -izquierda radical-, Jean-Luc Mélenchon, causara una gran controversia al decir que "está escrito" que, antes de las presidenciales del año que viene, habrá algún atentado terrorista que influirá en el resultado. Unas declaraciones que provocaron indignación, siendo acusado de complotismo. 

El presidente francés Emmanuel Macron, abofeteado durante un acto electoral
Comentarios