sábado 28/5/22

El Hospital Universitario de Jaén incorpora una sala de irrigación para pacientes con ostomía

La preparación del tramo intestinal en desuso para pruebas endoscópicas, evita su duplicidad, por mala preparación intestinal y dificultad de acceso
El Hospital Universitario de Jaén incorpora una sala de irrigación para pacientes con ostomía
El Hospital Universitario de Jaén incorpora una sala de irrigación para pacientes con ostomía

El servicio de Estomaterapia del Hospital Universitario de Jaén ha incorporado una nueva mejora en la atención a pacientes con ostomía, al crear un aseo de uso exclusivo para realizar técnicas de irrigación junto a los pacientes ostomizados o con problemas de continencia.

"Anteriormente, era necesario un ingreso hospitalario para disponer de aseo y poder realizar estas técnicas, en la actual situación frente al covid, se requería además, PCR previa para ingreso, algo que, a partir de ahora, queda resuelto con esta nueva sala", ha indicado la enfermera especialista Isabel Jiménez.

Los distintos tipos de irrigaciones mejoran de forma importante la calidad de la asistencia. La preparación del tramo intestinal en desuso para pruebas endoscópicas, evita su duplicidad, por mala preparación intestinal y dificultad de acceso, asimismo mejora el resultado de la reconexión con una recuperación más temprana, menos días de ingreso hospitalario, y con menos síntomas como diarrea o distensión abdominal.

Método de continencia

La irrigaciones como método de continencia están plenamente avaladas por estudios y literatura científica, para mejorar de forma notable la calidad de vida de las personas afectadas por incontinencia fecal.

Ha añadido que poder realizar irrigaciones por colostomía garantiza a estas personas poder llevar una vida sin conexión permanente a una bolsa colectora, con el resultado de mejora en la autoestima, imagen corporal y autonomía en su actividad habitual.

"Para personas no ostomizadas que padecen incontinencia fecal, es prácticamente inviable llevar una vida normal, las fugas generan mal olor, inseguridad y la necesidad de estar permanentemente cerca de un aseo, las irrigaciones transanales mejoran la continencia y permiten a las personas realizar actividades de la vida diaria y socializar de forma normal", ha dicho.

El Hospital Universitario de Jaén cuenta con una enfermera estomaterapeuta a tiempo completo, que trata de forma integral a pacientes con estomas digestivos de eliminación y colabora en el seguimiento de las personas con estomas urinarios. De hecho, desde su incorporación, el centro ha incrementado la asistencia y seguimiento a estos usuarios en un 61 por ciento en relación a la actividad realizada con anterioridad.

Intervenciones

El pasado año, a través de esta consulta, se realizaron 853 intervenciones a estos usuarios, entre ellos 167 consultas de primeras visitas, 474 actos de seguimiento y 151 ingresos. Junto a ello, desde octubre, se ha incorporado la urostomía de forma continuada en la asistencia a los pacientes que asisten a la consulta.

Un estoma es un orificio en la piel, natural o artificialmente adquirido mediante cirugía, que comunica un órgano o cavidad y el exterior. Existen estomas con distintas funciones según el aparato para el que se creen, pueden ser: respiratorios, digestivos (de nutrición o eliminación) o urinarios y, dependiendo del órgano o parte corporal que se exterioriza tiene diferentes denominaciones (traqueostomía, colostomía, ileostomía, urostomía).

La patología asociada a la creación de un estoma es muy diversa y puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, siendo el cáncer colorrectal la principal causa, aunque también puede ser necesario para la resolución de procesos de enfermedades inflamatorias, como el Crohn, o la colitis ulcerosa, traumas intestinales, obstrucciones, e incluso patología pediátrica como malformaciones anorrectales.

Con toda esta patología creciente, la cantidad de personas con ostomía es cada vez mayor, con edades distintas y necesidades de cuidados diferentes.

Baños adaptados

Por otro lado, la consejería de Salud y Familias ha recordado la creación de 21 baños adaptados a pacientes con ostomía, con una inversión de 150.000 euros, si bien tienen un uso universal, ya que están preparados para el uso de cualquier paciente con algún tipo de limitación.

Cuentan con accesorios como lavabo dentro del propio aseo, una superficie para el material preciso para el cambio de la bolsa de ostomías, un espejo de mayor tamaño, punto de agua con ducha, grifo de tipo gerontológico, colgador para disposición de bolsa de irrigación o similar, así como contenedor donde desechar la bolsa que se han retirado, en caso necesario.

El Hospital Universitario de Jaén incorpora una sala de irrigación para pacientes con...