lunes. 15.08.2022

Un guardia civil utiliza su cargo para estafar a empresas

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha condenado a un cabo primero de la Guardia Civil a tres años y medio de cárcel por emplear su cargo para estafar a empresas

Un guardia civil utiliza su cargo para estafar a empresas. La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha condenado a un cabo primero de la Guardia Civil a tres años y medio de cárcel por utilizar su cargo para facilitar a terceros la compra a precios simbólicos de empresas que atravesaban dificultades económicas. Y así luego desmantelarlas sin hacer frente a las obligaciones contraídas por dichas empresas.

La sentencia, a la que ha accedido Europa Press, condena a este guardia civil, V.S.S., de 40 años y destinado al puesto de Bailén (Jaén), como autor de un delito continuado de estafa. Además, le impone el pago de una multa de 3.000 euros.

También, como accesoria, el tribunal le impone la inhabilitación especial para el empleo de guardia civil. Y la "privación definitiva de dicho empleo, e imposibilidad de obtenerlo nuevamente durante el tiempo de la condena".

Delito de infidelidad en la custodia de documentos

No obstante, la sentencia le absuelve del delito de infidelidad en la custodia de documentos y violación de secretos. Todo por el presunto uso de las bases de datos de la Guardia Civil para llevar a cabo las estafas, algo que el tribunal no considera probado.

Durante la vista celebrada el pasado mes de octubre, el guardia civil procesado rechazó haber participado en nada que tuviera que ver con los hechos enjuiciado. Y sostuvo que las consultas que hacía desde una de las bases de datos de la Guardia Civil formaban parte de la actividad policial que desarrolla en el día a día.

El guardia civil había sido acusado por el Ministerio Fiscal de aprovechar su condición de agente para acceder a las bases de datos de la Guardia Civil. Todo con el fin de conocer toda la información existente en los archivos policiales sobre las personas a las que se iban a comprar las empresas. Además, le acusaba de usar dichas bases para conocer si determinadas personas estaban siendo objetos de investigación policial.

V.S.S. negó haber participado en conversaciones relacionadas con la compra-venta de empresas en dificultades. Lo que sí reconoció es que otro de los acusados y condenados en esta causa le prestó 25.000 euros en dos operaciones distintas porque necesitaba dinero cuando se estaba separando; dinero que supuestamente ya ha devuelto aunque no consta recibo alguno porque "había confianza". La investigación reveló hasta 72.330 euros en ingresos injustificados en la cuenta del guardia civil.

Un guardia civil utiliza su cargo para estafar a empresas