jueves 27/1/22

Denuncian una presunta 'paliza' en plena Comisaría de Jerez

Un reconocido empresario ha sido víctima de una presunta agresión policial con gran violencia tras acudir a interponer denuncia por un abuso de autoridad ocurrido minutos antes

Denuncian una presunta 'paliza' en plena Comisaría de Jerez

Un reconocido empresario ha sido víctima de una presunta agresión policial con gran violencia tras acudir a interponer denuncia por un abuso de autoridad ocurrido minutos antes

El empresario ha denunciado ante la autoridad judicial la supuesta brutal agresión de la que ha sido víctima

El suceso ha tenido lugar a las 19:40 horas de la tarde del sábado en la Plaza del Arroyo, en el centro de Jerez de la Frontera.

Un reconocido empresario de la ciudad, con iniciales J.A., ha acudido a la Comisaría para interponer una denuncia por lo que entendía abuso de autoridad, tras, según indica, ser increpado, insultado - "maricón gordo de mierda, te voy a meter una paliza" - y agarrado con fuerza en un brazo por un agente de la Policía Nacional tras realizar una fotografía de un accidente en la vía pública a las 19:00 horas (situación totalmente legal). Tras entender que el policía se había sobrepasado en sus funciones, ha decidido poner en manos de la justicia lo ocurrido, pero no ha acabado la cosa ahí.

El agente en cuestión, según manifiesta la víctima, tras verlo en el pasillo de espera a la oficina de interposición de denuncias, aprovechando que era el único ciudadano, y mientras hablaba por teléfono preguntando quien había proporcionado la imagen, y responder él mismo, "este es", fue hacia él agarrándolo del cuello, zarandeándolo, e incluso llegarlo a golpear con manos y piernas.

Según indica la víctima, en el lugar se encontraba el jefe de servicio en el momento de la agresión, quien lo único que le habría dicho al agresor fue: "no se te puede ir la mano de esa forma", para luego no darle la oportunidad de denunciar, diciendo que "no iba a decir la verdad, que allí no había pasado nada". El empresario llamó a la redacción de este medio, quienes escucharon parte de la conversación en la que se le negaba la opción de denunciar durante varias veces, hasta que al final accedieron, aunque por recomendación de su abogada decidiera finalmente acudir primero al centro de salud e interponer denuncia en el juzgado.

El joven empresario, de 30 años de edad, todo un ejemplo de emprendimiento en Jerez pese a su juventud, y quien tiene contratado 18 trabajadores en un conocido negocio de la ciudad, abrumado por lo ocurrido, se dirigió al Centro de Salud Jerez Centro, en la misma Plaza del Arroyo, donde la facultativa de guardia le ha asistido por las heridas sufridas.

En el parte de lesiones, J.A. refiere que ha sufrido en plena comisaría una agresión por parte de un agente de la Policía Nacional, estando de testigo un Jefe de Servicio. Refiere dolor en la zona lumbar, en la zona parietal derecha, en la rodilla izquierda por golpes y patadas, así como también en la muñeca izquierda tras sufrir una luxación cuando lo tumban en el suelo. Además, presenta erosión en antebrazo derecho por roces contra la pared. En el centro de salud le han colocado un vendaje de inmovilización en la muñeca izquierda y le han administrado diclofenaco, un medicamento antiflamatorio.

El lunes por la mañana, J.A. ha acudido a denunciar los hechos al Juzgado de Instrucción Número 5 de Jerez, en la avenida Tomás García Figueras, registrando lo ocurrido. En el acta de denuncia verbal y parte de lesiones, a los que ha tenido acceso elMIRA.es, la víctima acusa al agente M.C. de cometer abuso a la autoridad en primer término, y de agresiones en segundo.

J.A. relata que cuando es visto por el policía mientras se encontraba en la rotunda mencionada, este corre hacia él, lo increpa, insulta y agarra por el pecho, diciéndole: "maricón gordo de mierda, te voy a meter una paliza", retándole a que lo denunciara, lo que llevó a cabo posteriormente.

En comisaría se sorprende, el agente había llegado antes que él. Manifiesta que el policía se le acerca, lo golpea con violencia en el pecho, llegándose a caer para atrás. En el suelo añade que recibe patadas. Luego, el agente lo levanta y lo sienta en el banco del pasillo de espera, en la zona de denuncias de la Comisaría, golpeándole en el pecho y empujándole reiteradamente, pidiéndole que le diera el teléfono. J.A. negándose, recibe dos puñetazos en el pecho. Debido a los impactos, el móvil, un Iphone XS, impacta en el suelo y acaba roto.

A pesar de todo, y viendo como delito flagrante lo que estaba pasando, siguió insistiendo en poner la denuncia, a lo que se negaban tanto el policía protagonista como el jefe de servicio, excusándose en que lo que iba a contar era falso. Finalmente, decidió marcharse al centro de salud Jerez Centro, a unos metros de la comisaría, por miedo a que le pudiera pasar algo más grave y temiendo por su integridad.

Desde la Policía Nacional manifiestan a este medio que no van a realizar ninguna comunicación al respecto hasta que no se produzca una resolución judicial, ya que es el Juzgado de Instrucción Número 5 de Jerez quien debe dilucidar ahora los hechos, comenzando con el inicio del procedimiento judicial.

Denuncian una presunta 'paliza' en plena Comisaría de Jerez