jueves 26/5/22

Día de paraguas rotos en Jerez

Actuaciones por doquier de los bomberos y una ciudad empapada bajo el azote de la climatología

Si Gene Kelly hubiese tenido  que rodar, este viernes día 2 y en Jerez, la célebre escena de la mítica película ‘Cantando bajo la lluvia’ de seguro su paraguas hubiese quedado hecho trizas. Al garete con aquel coreográfico baile de postín. Y es que la ciudad jerezana ha dado sepultura a paraguas sobre la marcha, tan pronto los ciudadanos han pisado el asfalto.

Más que ‘Cantando bajo la lluvia’, por sostener el símil cinematográfico, Jerez podría autodefinirse acorde con el título de otro filme grandioso: ‘Lo que el viento se llevó’. Por ejemplo decenas, centenares de paraguas desmembrados al instante de sujeción y varillas internas (en un despiece forzado contra natura).

Ni siquiera el recordado padre del no menos rememorado escritor Fernando Vizcaíno Casas, que ostentaba una de las más firmes y solventes tiendas de paraguas de España, podría haber solucionado una mínima porción de las encrucijadas que la climatología ha propiciado a los viandantes en esta Muy Noble y Muy Leal Ciudad.

Jerez, chorreando. Jerez, en volandas. El temporal ha azotado con saña. Haciendo de las suyas con un furor inusitado. Arrasando, que es gerundio. Con un ímpetu que a menudo asustaba a propios y extraños. Ni los paraguas han cumplido mínimamente su función ni los hijos de esta tierra han sabido cómo campear, cómo afrontar esta climatología que encendió todas las alertas.

¿Datos ilustrativos? Pongamos el caso de las actuaciones de los bomberos. Destaca una retirada de mobiliario en la Avda. Empresarios de madrugada y,  ya por la mañana, acudían a Diego Riaño para la retirada de una barandilla y a la Avda. Polo para una antena. Nuevas retiradas de árbol en José Cala Molla y una chapa en la nave de la Clínica Asisa.

En carretera de Bolaños Km. 16 acuden por un transformador que producía explosiones y una inundación en la vía pública de Hijuela del Membrillar. Más retiradas en Glorieta Juan Holgado, Calle Larga y Avda. Juan Carlos I. Se produce un achique de vivienda en Calle Adelfas. No la celebérrima noche de los cristales rotos, sí el día de los paraguas destrozados. Y las predicciones apuntan a un suma y sigue. Toda precaución será poca.

Día de paraguas rotos en Jerez
Comentarios