lunes. 03.10.2022

Holcim anuncia un despido colectivo en su fábrica de Jerez

La compañía ha comunicado al comité de empresa y a los empleados de Jerez un proyecto para la transformación de su estructura productiva
Fábrica de Holcim en Jerez
Fábrica de Holcim en Jerez

Malas noticias para el empleo en Jerez de la Frontera. La crisis del coronavirus sigue dejando graves secuelas en una de las ciudades con más paro de España. Esta mañana, Holcim (LafargeHolcim) ha comunicado a su comité de empresa y al resto de sus empleados su intención de comenzar un periodo de consultas en el marco de un despido colectivo.

La compañía pretende así iniciar el proceso de conversión de su fábrica de cemento en una estación de molienda desde donde se continuaría atendiendo al mercado de la región, una transformación que considera imprescindible para su futuro. Con esta comunicación, la compañía inicia las negociaciones en el marco de un proceso de despido colectivo en su fábrica de Jerez.

Este proyecto, según apuntan desde Holcim, consiste en la reorganización y ajuste industrial por causas productivas y organizativas, viene a raíz esencialmente de un exceso de capacidad industrial, junto con la caída de las exportaciones, tanto en volumen como en precio, y la reducción de las asignaciones de derechos de emisión de CO2 conforme a la nueva normativa europea.

Isidoro Miranda, director general de LafargeHolcim en España ha reiterado la “voluntad de la compañía de trabajar con los interlocutores sociales para llegar a un acuerdo que permita la continuidad de nuestra actividad en la localidad de Jerez”.

Generadora de empleo y recursos

La planta de Jerez, que genera empleo para cerca de 330 personas -entre puestos de trabajo directos e indirectos-, aportó el pasado año más de 17 millones de euros a la economía de la localidad, una cifra resultante de la suma de contratación de servicios en la región, convenios, proyectos sociales, impuestos y salarios de sus trabajadores, entre otros.

En 2018, la fábrica de Holcim en Jerez  aportó 17,5 millones de euros a la economía de la ciudad, una cifra resultante de la suma de contratación de servicios, convenios, proyectos sociales, impuestos y salarios de sus trabajadores, entre otros. En 2019, los registros fueron similares, aunque con la pandemia del coronavirus, el pasado año la producción y las ventas cayeron en picado.

De igual forma, hay que reseñar que en 2019 la fábrica evitó la emisión a la atmósfera de más de 6.000 toneladas de CO2, el equivalente al consumo eléctrico de cerca de 5.000 hogares al año. Se trata de una cifra que duplicaba los registros de 2018 gracias, en gran parte, al empleo de 31.000 toneladas de combustibles alternativos en su proceso de fabricación.

Estrategia de Transición Ecológica

LafargeHolcim España ha volcado todos sus esfuerzos en la definición de su estrategia de Transición Ecológica, una hoja de ruta enfocada en tres pilares fundamentales: recursos naturales y biodiversidad, reducción de emisiones y lucha contra el cambio climático e innovación para el desarrollo de productos y soluciones eficientes.

En relación con estos dos últimos pilares, la compañía apuesta por desarrollar productos y soluciones bajos en carbono destinados a una construcción más sostenible, poniendo el foco en dos aspectos clave del proceso de fabricación de cemento: el factor de emisión y el factor clínker (principal componente del cemento).

Holcim anuncia un despido colectivo en su fábrica de Jerez