miércoles. 06.07.2022

Jerez tiene una Feria del Caballo para que 'nos quiten lo bailao'

Pasear por el Real de la Feria de Jerez es una experiencia que todos los seres humanos deberían experimentar, al menos, una vez en su vida
Feria de Jerez
Feria de Jerez

El pasado sábado 14 de mayo se puso el broche final a la Feria de Jerez 2022. Después de dos años sin pisar el Parque González Hontoria había ganas, muchas ganas, de volver a disfrutar de una fiesta inigualable en Andalucía y el mundo entero. Jerez de la Frontera es única por muchas cosas, pero una de ellas es por su Feria del Caballo, donde se aúnan los grandes sellos identificativos de la ciudad: el vino, el flamenco y los caballos

Pasear por el Real de Jerez es una experiencia que todos los seres humanos deberían experimentar, al menos, una vez en su vida. Y decimos al menos una vez porque seguro que el que lo pisa una vez repite. Por ello quizás sería conveniente imitar el ritual que los italianos han popularizado en su Fontana De Trevi, que dice que todo aquel que lanza una moneda a la fuente vuelve a Roma

Feria de la Primavera y el Vino Fino de El Puerto de Santa María
Feria de Jerez

Con su renovado albero, la puesta en escena de las casetas y su espectacular alumbrado, con más de 1.300.000 puntos de luz, la Feria ha supuesto un antes y un después. Ha supuesto el espaldarazo casi definitivo al COVID, después de una Semana Santa que ya vaticinaba que la normalidad volvía a instaurarse en nuestras vidas. 

Seguramente habrá cosas que mejorar y que nunca serán del gusto de todos. Pero a lo largo y ancho de la Feria de Jerez se instalaron casi 180 casetas, cada una con su idiosincrasia y su manera de trabajar. Las hay más marchosas, más flamencas, más solemnes, más familiares o más reservadas. Para gustos, colores. 

Por ello no podemos hacer una lectura simplista y quedarnos con lo que no nos gusta porque la Feria si tiene algo es que nos encanta a todos. Desde muy temprano puedes ir a disfrutar de su espectacular paseo de enganches. Hay quienes dicen que solo vienen a Jerez por ver los imponentes carruajes que nos trasladan a siglos pasados.

Gastronomía, diversión y música

Pero también quien busca disfrutar de nuestra gastronomía, en la que no puede faltar el pescaito frito, un buen jamón y por supuesto el vino fino. Los almuerzos entre amigos y familias colapsaron las reservas de las casetas en los primeros días de Feria, aunque el ritmo ha sido constante durante toda la semana. 

Tampoco podemos olvidarnos de los más pequeños quienes ya tuvieron un aperitivo de lo que supone la Feria el pasado año con el Parque de las Emociones, en este 2022 han podido disfrutar de los cacharritos en plenitud y con dos días de precios especiales, aunque sin duda, el precio de las atracciones ha podido ser el punto más conflictivo de la Feria. 

Y como no, la música ha sido la gran protagonista. Desde primera hora de la tarde las actuaciones han tomado la voz cantante en el recinto ferial con grupos que firmado un auténtico maratón musical, de caseta en caseta y día tras día. Algunos de los puntos más destacados han sido la Caseta de la Peña la Buena Gente, Las Angustias, la Clemencia, Los Vilos, Alegría de Vivir, La Albarizuela, Casino Jerezano o Caseta 30 y Tantos. 

Feria de Jerez
Feria de Jerez

El balance de la Feria de Jerez 2022

De todo lo vivido se pueden sacar muchas conclusiones pero la más destacada es que ha sido una gran Feria para todos, fundamentalmente para los hosteleros y feriantes, dos de los sectores más damnificados por la pandemia. 

En el plano económico la realidad ha superado a las previsiones iniciales como así asegura Manuel, trabajador de la Caseta Las Angustias: "Nuestro balance a nivel personal y profesional es muy positivo. En ningún momento imaginamos tener el impacto que hemos tenido. La gente tenía muchas ganas y se ha notado. Hemos tenido una gran aceptación en público de todas las edades y eso nos ha sorprendido gratamente y, siendo nuestro primer año, solo podemos dar gracias a todas las personas que nos han apoyado y visitado. También dar las gracias a la hermandad de Las Angustias por apostar por nosotros, en particular a Fran Mancilla, Álvaro Villa y Rafael Berdún".

Precisamente una de las calves del éxito de esta caseta está en "hacer las cosas con ganas, intentando pensar en la gente por encima de todo tanto en una caseta como en nuestro bar 'La Esquinita'. Hacerles sentir como en casa y, por supuesto, disfrutar con ellos de los momentos que compartimos. Al final el trabajo bien hecho termina dando sus frutos".

Pese a todo, siempre hay aspectos a mejorar y todo nace de un espíritu autocrítico: "Si tuviésemos que destacar alguno sería la organización y el montaje de la caseta. Por la inexperiencia y la precariedad con la que hemos afrontado esta Feria, hemos tenido que resolver multitud de problemas que, esperamos, no tener a futuro".

Jerez tiene una Feria del Caballo para que 'nos quiten lo bailao'