lunes. 28.11.2022

Piden la retirada de la lápida del militar Salvador Arizón del cementerio de Jerez

En su lápida "se ensalza la figura del responsable de la ejecución de cientos de jerezanos y jerezanas", denuncian desde varios organismos
Cementerio de Jerez
Cementerio de Jerez

Tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Memoria Democrática, la asociación de familiares y amigos por la recuperación de la Memoria Histórica en Jerez y la comarca; el Grupo Memorialista de Jerez; y el Grupo por la Memoria Histórica y Democrática de Jerez han vuelto a presentar su demanda al Ayuntamiento de Jerez de la Frontera para la retirada de la lápida de Salvador Arizón Mejías (1888-1963), presente en el cementerio de la localidad. 

A través de un escrito recuerdan que fue "un militar golpista a las órdenes de Queipo de Llano que encabezó la represión fascista tras el golpe del 18 de julio de 1936 y en cuya lápida "se ensalza la figura del responsable de la ejecución de cientos de jerezanos y jerezanas", por lo que han exigido su retirada de este espacio público.

Salvador Arizón
Salvador Arizón

Sobre Salvador Arizón Mejías

En diciembre de 1937, el Comandante Militar de Jerez, Salvador Arizón Mejías, realizó un informe para el Cuartel General del Generalísimo haciendo memoria de lo ocurrido en Jerez de la Frontera y pueblos limítrofes en los primeros meses de la Guerra Civil.

Bando de guerra de Salvador Arizón
Bando de guerra de Salvador Arizón

El informe se llamó 'Memoria. Hechos más salientes de los primeros días del Movimiento Nacional en Jerez y pueblos limítrofes'. Dicho documento se conserva en los fondos del Archivo General Militar de Ávila y en él se revelan datos sobre la llamada Guerra Civil en Jerez y comarca, y sobre todo, "confirma la crueldad e inquina que desplegó el Comandante Arizón, al mando de las operaciones represivas y criminales en la zona".

Entre otros datos reveladores, se habla de una negativa inicial a sumarse al golpe fascista por parte de la Guardia Civil, y la existencia de tiroteos y resistencia obrera a las fuerzas de militares, falangistas y requetés.

Creó un campo de concentración en el cortijo de Vicos y centros de detención y tortura en la cárcel de Belén y el Alcázar.

Piden la retirada de la lápida del militar Salvador Arizón del cementerio de Jerez