martes. 25.06.2024
Pintada en la fachada del Palacio de Riquelme de Jerez Si Dios levantase la cabeza...
Pintada en la fachada del Palacio de Riquelme de Jerez Si Dios levantase la cabeza...

El Palacio de Riquelme, un emblemático edificio del casco histórico de Jerez de la Frontera ha sufrido pintadas en su fachada durante las últimas horas. Esta casa palaciega, del siglo XVI, se encuentra ubicada en la Plaza del Mercado, muy próximo al Museo Arqueológico.

Su actual estado de conservación es muy deficiente, tanto que se encuentra incluido en la lista roja de Monumentos Civiles. En esta lista se incluyen elementos del patrimonio cultural español que se encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, con el objetivo de darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración.

Obras en el interior del Palacio de Riquelme de Jerez
Obras en el interior del Palacio de Riquelme de Jerez

Pese a ello, recientemente, tras unas obras de acondicionamiento se ha abierto al público para realizar visitas guiadas a cargo del historiador Manuel Romero Bejarano.

En su fachada exterior desde la pasada noche se puede leer la frase: "Si Dios levantase la cabeza, se arrepentiría de lo que hicisteis con sus letras", pintada con spray negro que evidencia una vez más la falta de seguridad en la zona y en uno de los edificios con mayor riqueza patrimonial de la ciudad. 

Palacio de Riquelme de Jerez

De titularidad pública, cuenta con una superficie de 1.109 metros cuadrados y su construcción data del año 1535, aunque su fachada principal terminó de construirse 8 años después por el arquitecto portugués Fernando Álvarez.

Fue mandado edificar por el noble Hernán Riquelme sobre un solar de una manzana de casas y un corral de su propiedad, como muestra de poder, rivalizando así con otras familias jerezanas como los Ponce de León y los Villavicencio.

Este fue el motivo principal de que se ubicara en la plaza del Mercado, la principal de toda la ciudad medieval de Jerez desde su reconquista por el rey Alfonso X el Sabio.

El patio de este palacio era frecuentado por la aristocracia, mandatarios locales, ricos labradores, mercaderes y autoridades eclesiásticas. No obstante, la economía de la familia Riquelme fue decreciendo, dejando inacabado el edificio.

Posteriormente, pasó a convertirse en casa de vecinos hasta que fue adquirido por José Domecq de la Riva, conocido como 'Pepe el pantera', y su esposa María Luisa Beltrán de Lis, que invirtieron 8 millones de pesetas para acondicionarlo.

En la década de 1950 llegó a destinarse como caballerizas de esta familia, los Domecq; y, en 1982 se adjudicó la propiedad el Ayuntamiento de Jerez, expropiando el inmueble al declararlo de utilidad pública.

Palacio Riquelme
Palacio Riquelme

Elementos distintivos

La portada es una joya del Renacimiento, obra del alarife Fernando Álvarez, con un amplio desarrollo iconográfico. Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura residencial de Andalucía Occidental.

Está inspirada en las Casas Capitulares de Sevilla, con alusiones a la mitología clásica y motivos ornamentales de figuras de animales y humanas entre roleos. Así como con 4 medallones o tondos que representan al Emperador Constantino, Rómulo y Remo, Nabucodonosor y a la Reina Camila de la Eneida de Virgilio.

Pintada en la fachada del Palacio de Riquelme de Jerez: "Si Dios levantase la cabeza..."