viernes 20/5/22

A través de su página de Facebook, Podemos Jerez ha expresado sus reivindicaciones después de conocer que el pasado sábado en la plaza de toros de Villacarillo (Jaén) el jerezano "exaltara al franquismo paseándose por el ruedo con una bandera del régimen franquista que le lanzaron desde la grada", algo que MIRA Jerez ya ha mostrado que no es correcto, al no tratarse del escudo franquista sino al utilizado durante los primeros años de la transición española, una modificación del escudo que recoge detalladamente la propia Constitución y que algunos políticos y personalidades han obviado, ya sea por interés o por total desconocimiento de la Historia de la transición española.

El partido de izquierda radical expresó sobre Padilla que: “este personaje no representa a la ciudad jerezana. Desde Podemos Jerez expresamos nuestra más sincera repulsa hacia esta actuación y solicitamos al Ayuntamiento de Jerez que suprima la Calle Juan José Padilla, el barrio de Torresblancas, de nuestro callejero, a la Diputación de Cádiz que elimine al torero de su campaña publicitaria 'Soy de Cádiz' y que se le retire la medalla de oro de la provincia concedida en el año 2013", a lo que se suma también Izquierda Unida.

Según, manifiesta Podemos en su comunicado, el Reglamento de Honores y Distinciones de la Diputación Provincial de Cádiz del 24 de Septiembre de 2008, establece en su Art. 9 "La concesión de honores podrá ser revocada si con posterioridad a la misma los galardonados realizaran actos o manifestaciones que los hagan indignos de su titularidad".

Sin embargo, a pesar de que Juan José Padilla pidió disculpas al no darse cuenta del escudo de la bandera que le habían lanzado desde la grada, realizando un simple análisis entre los dos escudos, el del régimen franquista, y el utilizado en los primeros años de la democracia española, se demuestra como no se trataba de la bandera de la etapa del dictador, sino del escudo aprobado en la propia Constitución de 1977 hasta que fue cambiado en 1981.

Como se ha visto en las imágenes en las que el torero sale de espaldas, se trata de un águila de San Juan abriendo las alas, y no con las alas en caída vertical hacia abajo como la oficial de la época de la dictadura franquista, además de incluir las columnas de Hércules en el interior de las alas y no a los lados, así como una corona diferente y siluetas blancas entre las plumas de las alas.

Algo evidente que se puede observar en las imágenes tomadas al torero, es que la corona mostrada es la del escudo de la Transición, así como las columnas de Hércules están dentro de las alas y no fuera como en la de la época franquista, donde estas aparecen a los lados de las alas.

Hay que recordar que este nuevo modelo de escudo se aprobó en el Real Decreto del 21 de enero de 1977 (1511/77) donde se redactó el Reglamento de Banderas y Estandartes, Guiones, Insignias y Distintivos. En su preámbulo se afirma que “Dado el tiempo transcurrido desde la aprobación por Decreto de 11 de octubre de 1945 del Reglamento de Banderas, Insignias y Distintivos y la necesidad de su actualización ante las nuevas circunstancias, autoridades y organización, se hace precisa la aprobación de un nuevo Reglamento…”.

El principal cambio con respecto al anterior escudo de la etapa franquista es que el águila de San Juan se presenta de forma azorada, es decir en disposición de emprender vuelo, cobijando bajo sus alas las columnas de Hércules, que hasta la fecha se encontraban por fuera de ellas, y que la cinta con la divisa “una grande libre” se colocó entonces por encima de la cabeza del águila. Se establecieron igualmente dos modalidades de escudo, denominadas como “modalidad 1” y “modalidad 2”; la primera con las armas “completas” y la segunda “simplificadas”. Este escudo, con un diseño bastante discutido, estuvo vigente desde 1977 hasta su sustitución por el actual en 1981.

Muchas son las personas que han afirmado erróneamente que se trataba de la bandera preconstitucional cuando se trataba del primer modelo constitucional y que sólo duró tres años. Incluido el propio Juan José Padilla, que ante las críticas a colocarse la bandera en los hombros, sin darse cuenta del escudo, ha realizado un comunicado oficial informando que "No vi ni miré a mi espalda, jamás quiero ofender a nadie, con la emoción de triunfar en esa tarde, yo me puse la bandera sin saber si era la constitucional o no".

El torero jerezano afirma que él no provocó nada ni vio el escudo, añadiendo que se siente muy español pero que jamás quiere ofender a nadie, estando orgulloso de ser torero y de ser español, pero no siente nostalgia de tiempos anteriores ni es un provocador.

Podemos pide que quiten la calle Juan José Padilla