viernes. 01.07.2022

Primer diciembre en Jerez sin zambombas

Jerez de la Frontera echará de menos sus tradicionales zambombas este 2020 ante la imposibilidad de celebración por la pandemia del Covid-19

Diciembre es sinónimo de celebración en Jerez. Cada calle, cada bar, cada rincón de la ciudad rebosa arte y los villancicos amenizan la llegada de la Navidad. Esto es Jerez habitualmente en diciembre, donde las zambombas ofrecen un color especial a la ciudad.

Sin embargo, Jerez de la Frontera echará de menos sus zambombas este 2020. Las restricciones horarias y de movilidad frente al Covid-19 hacen imposible que este año puedan celebrarse las tradicionales fiestas en la ciudad jerezana.

No obstante, hay jerezanos que se resisten a tener que pasar las fiestas sin disfrutar de los villancicos flamencos tan famosos en Jerez. Ante la necesidad surge el ingenio, tan y como ha ocurrido en la barriada de El Almendral, donde los vecinos han celebrado este 6 de diciembre una zambomba 'balconing'; es decir, todos los vecinos cantan villancicos desde su balcón.

Antonio Mariscal, presidente del clúster turístico Destino Jerez señala que "se están tomando estas alternativas porque las empresas tienen que subsistir y conseguir algunos ingresos".

En este sentido, algunos negocios han anunciado la celebración de zambombas. Eso sí, con aforo limitado, respetando todas las medidas de seguridad y en formato espectáculo. Y es que la no celebración de esta tradicional fiesta afectará por igual al sector hotelero y sector de la restauración en Jerez.

Por otra parte, las hermandades de Semana Santa también verán reducidos sus ingresos. Por ejemplo, la Hermandad de la Coronación dejará de recaudar unos 3.000 euros, tal y como ha indicado su Hermano Mayor, Javier Román.

Otros de los sectores que verán afectados sus ingresos son los coros de villancicos, que en esta época del año recibían importantes ingresos actuando en diferentes puntos de la provincia de Cádiz y Andalucía.

En 2015 la Junta de Andalucía declaró las zambombas de Jerez Bien de Interés Cultural. Tienen su origen en torno al siglo XVIII, cuando comenzaron a popularizarse las reuniones en los patios de vecinos de Jerez, donde cantaban coplas, villancicos y tomaban vino alrededor de una hoguera.

Primer diciembre en Jerez sin zambombas