domingo. 26.06.2022

Un hombre recibe una brutal paliza en el Hospital de Jerez

"Gracias a Dios, un vecino que pasaba por allí me salvó la vida, si no se acerca acaban matándome"

Un hombre recibe una brutal paliza en el Hospital de Jerez

"Gracias a Dios, un vecino que pasaba por allí me salvó la vida, si no se acerca acaban matándome"

El suceso ha tenido el pasado sábado día 7 de abril a las 20:00 horas de la tarde, en la zona de aparcamientos cercana al dispositivo del 061, en el Hospital de Jerez de la Frontera.

Según relata José María P.M. a MIRA Jerez, y ha hecho constar en la denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional a la que ha tenido acceso este medio, ha recibido una paliza por parte de tres vigilantes de seguridad del propio hospital del SAS, concretamente del área de Urgencias.

La víctima, un hombre de 40 años de edad, quien se dedica a ayudar a aparcar coches en la zona donde ocurrieron los hechos, denuncia que en primer lugar se le acercaron los vigilantes, indicándole uno de ellos: "¿Tú que haces aquí?", agarrándolo a continuación de la solapa del chaquetón y arrojándolo por el terraplén, cayendo hacia abajo del mismo.

Manifiesta en la denuncia, que cuando se disponía a levantar del suelo, apareció el mismo vigilante y lo golpeó con la 'defensa' en la zona baja del costado derecho, gritándole la víctima "Qué haces, a mi no me toques", momento en el cual apareció un segundo vigilante con una "defensa" en la mano con la que le propinó tres golpes en la espalda, provocando heridas visibles como se pueden apreciar en las imágenes. En ese momento José María se desmayó, recobrando instantes después el conocimeinto y observando que le habían esposado con las manos en la espalda.

En ese momento, según relata, comenzó a gritar pidiendo que le quitaran las esposas, momento en que añade que el tercer vigilante le propinó dos puñetazos en la cara, rompiéndole las gafas graduadas que portaba, produciéndole además una herida sangrante en la nariz.

"Gracias a Dios, un vecino que pasaba por allí me salvó la vida, si no se acerca acaban matándome", indica José María. Esta persona que paseaba, al observar lo que estaba ocurriendo espetó a los vigilantes: "Dejadlo ya, que encima de tenerlo esposado lo vaís a matar", 'encarándose' con él uno de los vigilantes, quien le pidió que se marchara del lugar.

El vecino llamó al teléfono de emergencias, acudiendo agentes de la Policía Local, quienes solicitan, al verlo tirado y malherido en el suelo, que le quitaran las esposas, procediendo entonces al traslado de José María a Urgencias del Hospital, para que fuese atendido rápidamente por las múltiples heridas recibidas.

MIRA Jerez, ha tenido acceso al parte médico, que indica la presencia de heridas en la boca y en las regiones lumbar y dorsal, presentando un fuerte eritema cutáneo, recibiendo atención allí mismo. Además se realizaron diferentes radiografías para comprobar si existía algún tipo de daño óseo.

José María indica que en estos momentos se encuentra algo mejor, pero que hasta el lunes no podía casi ni incorporarse, debido a los fuertes dolores que ha padecido por las contusiones.

Por su parte, según han informado fuentes fidedignas, los vigilantes han manifestado que ellos le reiteraron en varias ocasiones que no ejerciera la función de aparca coches en esa zona, que se trataba de una actividad ilegal, instándole a que se fuera.

Añaden que la víctima comenzó a decir que no se iba, que tenía que dar de comer a sus hijos, y denuncian a su vez que insultó y amenazó presuntamente, llegando a haber un forcejeo en el que uno de los vigilantes indica que recibió un golpe en el pecho. En ese momento informan que repelen la agresión.

Ambas partes han presentado denuncias por agresiones en la Comisaría de la Policía Nacional, siendo ya los tribunales quien dirimirán las responsabilidades, pudiendo haberse producido un delito por exceso de proporcionalidad.

Un hombre recibe una brutal paliza en el Hospital de Jerez
Comentarios