lunes 6/12/21
Diseño sin título - 2021-10-06T101930.518
Cae una red criminal que enviaba hachís entre Málaga y Nantes por carretera

Los agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Gendarmería de Francia, han desarticulado un entramado criminal que se dedicaba, presuntamente, al tráfico de hachís entre Málaga y la ciudad francesa de Nantes, mediante envíos por carretera.

Esta operación fue denominada operación 'Rubber'. En ella se han incautado 344 kilogramos de hachís en dobles fondos de vehículos. Por su parte, los investigadores han detenido a seis hombres de nacionalidad francesa, de entre 27 y 40 años, por, presuntamente, ser responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas, tráfico de drogas y falsedad documental. Además, la Gendarmería francesa ya había detenido a otras cinco personas relacionadas con la trama.

De la misma forma, se han llevado a cabo cinco registros en domicilios en los municipios malagueños de Marbella, Estepona y Benahavís, interviniéndose un revólver, munición, 137.825 euros en efectivo, un dron, dos máquinas de contar billetes, tres microcámaras de videovigilancia, dos cartas de identidad, dos dispositivos de geolocalización y tres permisos de conducir falsificados, entre otros efectos.

La operación comenzó a finales de marzo

Esta operación ha sido llevada a cabo por agentes adscritos a la Udyco Costa del Sol y se inició a finales del pasado mes de marzo. El hecho que le dio comienzo fue la detección de una organización, con base logística en la costa occidental de la provincia de Málaga, que realizaba viajes frecuentes por carretera a Francia.

A raíz de las indagaciones llevadas a cabo, los agentes centraron todas las sospechas en los transportes efectuados por miembros de la red. Estos, según ha apuntado la Policía Nacional a través de un comunicado, eran realizados en vehículos acondicionados con dobles fondos donde ocultaban la droga.

Como consecuencia de los mecanismos de cooperación policial internacional, los agentes decidieron solicitar colaboración a las autoridades policiales galas, procediéndose, ya en territorio francés, a interceptar un vehículo sospechoso, el cual transportaba 62 kilogramos de hachís en un doble fondo, y deteniendo, además, a su conductor.

Cae una red criminal que enviaba hachís entre Málaga y Nantes por carretera