lunes 25/10/21

Las consultas reciben más visitas de niños por ansiedad desde el inicio de la pandemia

Las consecuencias sociales de la pandemia han dejado una preocupante situación que ha afectado a la salud emocional de los más pequeños. Siete de cada diez españoles de entre seis y 18 años presentan indicios de ansiedad causada por el confinamiento.
Aumentan las consultas por ansiedad en niños desde el inicio de la pandemia
Aumentan las consultas por ansiedad en niños desde el inicio de la pandemia

La pandemia de la COVID-19 y su consecuente aislamiento han provocado secuelas en la sociedad que están afectando a personas de todas las edades incluso al nivel emocional de los más pequeños. Marina Romero, psiquiatra, coordinadora de la Unidad de Salud Mental Infantil y Neurodesarrollo del Hospital Vithas Málaga y vocal de la junta directiva de la Asociación de Científicos de Salud Mental del Niño y del Adolescente - Fundación Alicia Koplowitz, ha manifestado que "el aislamiento provoca que el niño se exponga al día a día; han estado en un contexto de seguridad en casa y cuando vuelve a la normalidad, les cuesta más asentarse" y que "esta falta de contacto social se relaciona también con la ansiedad".

Es por esta razón por la que las consultas están siendo testigos de un crecimiento continuo de visitas que llegan con motivo de ansiedad en niños. Respecto a esto, Romero ha asegurado que "las consultas de menores con síntomas de ansiedad han crecido desde el inicio de la pandemia hasta ahora, con el nuevo inicio del curso".

Existe una investigación que fue reflejada en un estudio publicado por la revista Frontiers in Psychology, el cual sacaba como conclusión que, en España, siete de cada diez niños y adolescentes de entre seis y 18 años presentaban puntuaciones medias-altas como señales de ansiedad producida por el confinamiento.

¿Cómo se manifiesta y que soluciones existen?

La ansiedad tiene diversas formas en las que puede manifestarse. Susana Núñez, psicóloga del Hospital Vithas Xanit Internacional ha expresado que "los síntomas más habituales en menores son miedos, tristeza, falta de ánimo y de interés, problemas de sueño, pesadillas, dolencias físicas como dolor de barriga, palpitaciones, dolor en el pecho, cabeza. Además, muestran mayor irritabilidad y problemas de autoestima".

Ante este problema, es posible actuar con anterioridad para, en la medida de lo posible, intentar evitar que esta ansiedad aparezca. "La importancia de un correcto desarrollo emocional en los niños se basa en la crianza de los padres. Los más pequeños suelen observar a sus padres, por lo que es muy importante que los padres sepan gestionar bien sus emociones, ya que son el cristal donde se miran. Los padres deben estar disponibles a nivel afectivo y evitar la sobreprotección porque puede generar síntomas de ansiedad a la larga", ha aconsejado Romero.

Asimismo, una vez que este aparece y tal y como ha expuesto Vithas en un comunicado, de cara a solucionar esos problemas de ansiedad es de gran importancia tratar de identificar dónde está el núcleo del problema y "observar el incremento diagnóstico de los trastornos emocionales que no reciben consulta y, por tanto, tratamiento".

Siguiendo esta línea de búsqueda de soluciones, Romero ha asegurado que "hay que encontrar el problema principal. El pequeño debe acudir a una consulta de psicología para que se someta a terapia y métodos de relajación. Si se llega a convertir en un cuadro de ansiedad que lo incapacite a realizar sus actividades principales, se recomienda asistir a consulta de psiquiatría ya que con un tratamiento se puede ayudar a estabilizar esas emociones".

Las consultas reciben más visitas de niños por ansiedad desde el inicio de la pandemia