miércoles 19/1/22

¿Está exhibiendo demasiado Kylie Jenner a su hija Stormi en redes sociales?

Esta es la pregunta que muchos piensan y nadie formula abre el debate entre los seguidores de Kylie Jenner, la joven empresaria del clan Kardashian

Kylie Jenner y las redes sociales son todo uno. La primera no podría vivir sin las segundas. Dicho sea en sentido figurado. De un tiempo a esta parte las redes sociales se han convertido en el arma más poderosa, en la herramienta todopoderosa, para una socialité de la clase y de la envergadura como ésta que nos ocupa, que además es benjamina del clan de las Kardashian.

Kylie Jenner le tiene tomada la medida a las redes sociales. Son su espejo y su escaparate al mundo. Para una modelo y empresaria que además es guapa y rica… las redes sociales es el complemento perfecto. Significa su catapulta permanente para seguir triunfando a diario y también su línea de flotación para defenderse, si lo estima necesario, de cualquier ataque.

Efectos comerciales

Ella se exhibe porque precisa hacerlo a efectos comerciales -es representante de muchas marcas y sobre todo de la suya propia- y a efectos de marketing. Kylie Jenner posee identidad y originalidad, sabe elegir bien los mensajes. Sobre todo para su cuenta en Instagram. Porque Instagram es la base de todo. Es la pantalla plana que la transporta a todo el universo. Instagram como opción que a todas luces se está poniendo de moda.

No es la de ella una cuenta cualquiera de Instagram. Tan es así que todo cuanto publique, por aparentemente nimio que parezca, será visionado al instante por miles de personas. Por millones de personas. Y ello, quiérase o no, conlleva una responsabilidad extrema. Ya sabemos que cualquier error de enfoque puede liarla parda…

Algunos ejemplos recientes

Y, si no, baste remitirnos por ejemplo a la ducha de poca presión que  pudo identificarse en el segundo plano de una fotografía protagonizada, en el forilllo, por la propia famosa. Aquello derramó ríos de tinta entre los seguidores y aún más entre los profesionales de la prensa del corazón. O el reciente viaje de placer, a modo de descanso, a uno de los hoteles más lujosos de Jalisco.  Enseguida fue descubierto el sitio por un grupo de fans de la cantante.

Ahora bien, hay una pregunta que muchísimos seguidores se formulan y por descontado nadie se atreve a verbalizarla. Se trata de la hija de Kylie Jenner. Se Trata de Stormi, de la pequeña Stormi, de la graciosa y pequeñita Stormi. La niña es un encanto. Se le nota a leguas. Una niña en toda la extensión de la palabra. Con su inocencia. Con su dulzura. Con sus emociones…

La adulta y la niña

Pero, ¿la está exponiendo demasiado Kylie Jenner? Ella es adulta, y parece propicio su exhibición en las redes sociales. ¿Pero también con tamaña frecuencia la hija? ¿Es conveniente lucirla tantísimo? ¿Es bueno para la niña? ¿Qué mensaje se pretende ofrecer? ¿El de madraza, el de niña privilegiada sobre las demás? ¿Acierta Kylie Jenner con ello?

¿Hasta qué punto es lícito? ¿Verdaderamente gusta a lose seguidores? ¿No estará creando, ya desde pequeña, un aire de superioridad con respecto a las demás niñas de su generación? La respuesta es una y cientos. El asunto de los niños es delicado. No es que los fans de Kylie Jenner estén divididos en cuanto al parecer esta cuestión. Pero sí hay muchas opiniones encontradas.

¿Está exhibiendo demasiado Kylie Jenner a su hija Stormi en redes sociales?