miércoles 1/12/21

Atención. Mucha atención. Que llega otra publicación de Kylie Jenner en su Instagram. Con todo lo que ello implica. Con todo lo que ello significa. Con todo lo que ello repercute. Una publicación de Kylie Jenner en Instagram siempre es una apuesta a caballo ganador.

Atención, que ella viene, sobreviene, cargada de intenciones. Como un surtidor de noticia bomba. Noticia sin titulares periodísticos pero con un brutal alcance mediático. Ella es una estrella del colorín. Del papel couché que ahora es pantalla plana de nuestros dispositivos inteligente.

La moda como causa efecto

Atención porque en efecto Kylie Jenner ha sumado otra causa efecto. Y apostó de nuevo por la moda. En estos días. Con una publicación que ha gustado muchísimo a sus millones de seguidores. Una publicación que ha hecho las delicias de su multitudinario público. Por su colorido, por su vivacidad, por su novedad.

Y es que las tendencias de la década del 2000 regresan con sobrado tronío gracias a las ‘influencers’ de la generación Z. Nadie lo duda. Nadie puede dudarlo. Y, en esta línea, una de las ‘culpables’ de recuperar estas piezas vintage es Kylie Jenner… Ahí es nada.

Todo es cíclico

Ella, la benjamina del clan, la india del glamour, la guapa en seriedad, la madraza que no se oculta, se ha propuesto como meta ser la precursora de que los estampados psicodélicos. ¡Cómo gustan estos estampados! ¡Así como los tops imposibles vuelven a triunfar! Todo es cíclico. Y más aún en el ‘street style’ prácticamente dos décadas más tarde.

Hace unos días la empresaria demostró su capacidad de influencia. Y de sorpresa: lo hizo con los pantalones vaqueros de la colección primavera-verano 2001 de Gucci. Ni corta ni perezosa revolucionó las redes con esta prenda que diseñó Tom Ford cuando era director creativo de la firma.

Kylie Jenner, sin paréntesis

Pero Jenner no para, no se estanca y gradualmente va aumentando su colección. Su particular colección con elementos vintage. Con complementos vintage. En este campo siempre de un modo muy constante. Sin paréntesis.

Ahora nos presenta un colorido top anudado al cuello de la colección primavera-verano 2005 de Versace. Lo que de inmediato ya ha desatado la locura entre sus seguidores. En su red social ha publicado varias fotografías. Varias fotografías que son murales…

Varias fotografías que son carteles. Carteles que anuncian. Anuncian cromatismo. Cromatismo que es moda. Moda que es tendencia, tendencia que es anuncio. Anuncio que vaticina el verano. Verano que es ropa. Ropa que es top. Top que se anuda con rapidez. Rapidez que es publicidad. Publicidad que ha hecho furor en los millones de fans de Kylie.

Nuestra modelo ha lucido, ha posado, con esta pieza en verde pistacho, rosa, blanco y rojo que destaca por sus estampados. Kylie muestra unas imágenes finas, muy exquisitas: unas cruces en la parte del pecho y, por el otro, el ‘print’ barroco tan característico de la casa italiana. Ha combinado Jenner este top con unos pantalones vaqueros de cintura alta.

No han faltado las joyas de plástico tan en boga cuando entonces, en aquella época. La combinación forma parte de un todo. Un todo que es crucial. Que es vuelta de la rueda de la fortuna del buen gusto. Kylie Jenner ha acertado de lleno. Algo tan habitual ya en esta mujer que sabe lo que hace y hace lo que sabe.

Kylie Jenner anticipa el top más genuino del próximo verano